Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía incluye un tríplex de la familia de Lula entre los inmuebles "sospechosos" de 'Lava Jato'

La Policía Federal de Brasil ha incluido un tríplex perteneciente a la familia del ex presidente Luis Inácio Lula da Silva entre los inmuebles "sospechosos" en el marco de la 'Operación Lava Jato', en la que se investiga la red de sobornos en la petrolera estatal Petrobras.
Las fuerzas de seguridad consideran que hay "un alto grado de sospecha en cuanto a la titularidad real" del tríplex situado en el Edificio Solaris de la localidad de Guarujá, en Sao Paulo, de acuerdo con el diario brasileño 'Estadao'.
"Maniobras financieras y comerciales complejas relacionadas con la empresa OAS y la cooperativa Bancoop y personas vinculadas a esta última y al Partido de los Trabajadores (el de Lula) apuntan que unidades del condominio Solaris pueden haber sido entregadas a modo de propina por contratos de Petrobras", han indicado los investigadores de 'La Jato'.
La información surge el mismo día en que la Policía Federal ha llevado a cabo varias redadas en el marco de la 22ª fase de las pesquisas, bautizada como 'Triple X'. "Cerca de 80 agentes han ejecutado 17 órdenes de registro, seis de prisión temporal y dos de traslado obligatorio en las ciudades de Joaçaba, Sao Paulo, Santo Andre y Sao Bernardo do Campo.
"Este desdoblamiento de 'Lava Jato' apunta a la existencia de una estructura criminal destinada a proporcionar a los investigados la apertura de empresas y cuentas en el extranjeros para ocultar el producto de la corrupción en el ámbito de Petrobras", ha dicho la Policía Federal.
La investigación también está dirigida a destapar "el patrimonio escondido a través de emprendimientos inmobiliarios, habiendo fundadas sospechas de que una de las empresas investigadas en la operación se habría utilizado para repartir y disfrazar propinas a los agentes implicados en el esquema criminal de Petrobras".