Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía de Manchester ordena investigar la 'bomba falsa' de Old Trafford

La Policía de Manchester ordena una investigación sobre la 'bomba falsa' de Old Traffordtelecinco.es

El comisario de la Policía de Manchester ha ordenado una investigación por el "fiasco" de la bomba falsa que quedó abandonada tras un ejercicio de entrenamiento en el estadio de Old Trafford, lo que obligó a la evacuación del mismo este domingo coincidiendo con un partido de la Premier League.

El artefacto obligó a evacuar el estadio del Manchester United unos 20 minutos antes de que arrancara el último partido de la temporada a las 16.00 horas frente al Bournemouth.
"Este provocó inconvenientes enormes a los asistentes que habían venido desde lejos para ver el partido, malgastó el tiempo de un gran número de agentes y del equipo de artificieros del Ejército, e innecesariamente puso a personas en peligro", ha denunciado el comisario de Policía del Gran Manchester, Tony Lloyd, en un comunicado.
El partido entre el Manchester United y el Bournemouth se celebrará finalmente el próximo martes a las 20:00 horas (21:00 hora española). Desde la Premier League han agradecido el modo en el que actuó el club ante las circunstancias.
"Nos gustaría agradecer al personal del Manchester United, la Policía y otros servicios de emergencia por todos sus esfuerzos de hoy (domingo) así como para reacomodar el partido este martes", ha señalado la liga inglesa en un comunicado. Ambos equipos, ha añadido, han permitido "alcanzar una solución rápida, lo cual es lo mejor dados los acontecimientos de hoy".
Según la BBC, el Manchester United devolverá el dinero de las entradas a todos los asistentes y permitirá a aquellos que muestren su entrada acudir el martes al partido. Se estima que este gesto le costará al club unos 3 millones de libras (algo más de 3,8 millones de euros).
Un artefacto que parecía una bomba hizo saltar todas las alarmas minutos antes del inicio del partido. Inmediatamente se procedió a la evacuación del estadio y se envió a artificieros que procedieron a detonar controladamente el objeto. Posteriormente, la Policía informó de que se trataba en realidad de una falsa bomba utilizada en ejercicios de entrenamiento de perros adiestrados en la localización de explosivos.
El vicepresidente del Manchester United, Ed Woodward, ha asegurado que "el club se toma la seguridad muy en serioi y el personal recibe entrenamiento de forma regular con la Policía y los servicios de emergencia para identificar y afrontar estos incidentes". "Investigaremos el incidente para informar de futuras acciones y decisiones", ha añadido.