Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía de Ottawa retira el perímetro de seguridad en el centro de la ciudad al no existir una amenaza

La Policía de la capital canadiense, Ottawa, ha retirado a última hora de este miércoles el perímetro de seguridad que había establecido en el centro de la ciudad tras el tiroteo registrado cerca del Parlamento al considerar que no hay amenazas a la seguridad pública, según ha informado la cadena de televisión pública canadiense, CBC.
La zona centro de Ottawa ha permanecido completamente cercada durante varias horas por las fuerzas de seguridad, que han desplegado un amplio operativo para tratar de localizar a varias personas después de que un miembro de las Fuerzas Canadienses fuese tiroteado junto al monumento a los caídos.
Tras este ataque, los disparos se han trasladado al interior de la sede parlamentaria, hasta donde ha llegado un hombre armado que ha sido abatido. La Policía no ha podido confirmar que se trate de la misma persona que disparó contra el soldado en las inmediaciones, aunque sí ha aclarado que tanto este "sospechoso" armado como el soldado han fallecido.
Las autoridades han pedido a la población que permanezca fuera de la zona centro "mientras la investigación continúa". "Si trabajas en un edificio del centro, sigue las instrucciones de los propietarios", ha instado la Policía en su nota.
La Policía de Ottawa también llegó a cerrar al público sus comisarías para centrar los esfuerzos en la operación abierta, mientras que todas las bases de las Fuerzas Armadas canadienses quedaron igualmente cerradas como medida de precaución.
Este nuevo incidente se suma al ocurrido el pasado lunes en Quebec, donde un joven "radicalizado" atropelló a dos soldados, uno de los cuales falleció. El autor del atropello murió posteriormente por disparos de la Policía.
Las autoridades han relacionado este primer suceso con la "ideología terrorista". A raíz del ataque del lunes, el Gobierno de Canadá ya había decidido elevar el nivel de amenaza terrorista de 'bajo' a 'medio'.