Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía informa que el artefacto hallado en Old Trafford era "increíblemente parecido" a una bomba

La Policía del Gran Manchester ha indicado que el "paquete sospechoso" hallado este domingo en el estadio de Old Trafford, era "increíblemente parecido a un artefacto explosivo" aunque el mecanismo "no era viable".
"La evaluación realizada revela que el artefacto no era viable. Se está realizando un registro completo del estadio", ha informado la Policía a través de su cuenta en Twitter. Minutos antes, confirmaba que "expertos artificieros han realizado una explosión controlada en Old Trafford de lo que se puede describir como un artefacto increíblemente parecido a un artefacto explosivo".
Todo comenzó cuando la propia seguridad del estadio localizó el artefacto sospechoso, que aparentemente constaba de un teléfono móvil adherido a un tubo y varios cables, tras el aviso de un aficionado. El artefacto estaba en uno de los baños de la esquina noroccidental del estadio, según informa el diario 'The Guardian'.
Miles de espectadores habían entrado ya en el estadio cuando a las 14.40 se emitió una alerta de "operación de código rojo" por megafonía. La evacuación se realizó de forma ordenada y los jugadores, que en ese momento estaban calentando, abandonaron el terreno de juego, apunta la cadena británica BBC.
La detonación fue realizada a las 16.30 horas (17.30 hora peninsular española). La Grada Sir Alex Ferguson y la Grada Stretford End habían sido evacuadas tras la alerta y de inmediato comenzó la revisión con perros rastreadores.
"Debido al hallazgo de un paquete sospechoso en el cuadrante noroeste del campo, el partido ha sido suspendido hoy por consejo de la Policía", informó el club. "Se recomienda a la gente que está en el estadio que permanezca en sus asientos mientras se evacuan los aledaños del estadio. Se dará más información en cuanto sea posible", añadió.
Un portavoz policial, John O'Hare, ha explicado que "estamos haciendo todo lo posible para investigar este objeto lo más rápidamente posible". "Sin embargo, evidentemente nuestra prioridad es garantizar la seguridad de toda la gente del estadio y de las zonas cercanas", ha indicado en declaraciones a la BBC.
O'Hare ha explicado que cuentan con la colaboración de "compañeros militares". "No tomamos estas decisiones a la ligera. Hemos hecho esto hoy para garantizar la seguridad de los asistentes", ha apuntado.
El inicio del partido entre el Manchester United y el Bournemouth estaba previsto para las 15.00 horas (16.00 hora peninsular española), pero fue aplazado y posteriormente suspendido por recomendación de la Policía. Este era el último partido de la temporada, a falta de la final de la Copa FA que jugará el Manchester United frente al Crystal Palace el próximo sábado.