Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un niño británico desaparecido con un tumor cerebral podría estar en España con su familia

Ashya King y sus padresPolicía británica / Facebook

La Policía británica busca en España a Ashya King, un niño de cinco años que el pasado martes fue sacado sin consentimiento médico por sus padres, ambos testigos de Jehová, del hospital donde estaba ingresado por un tumor cerebral y que se encuentra ahora en paradero desconocido.

Los investigadores británicos indicaron que la familia del pequeño "está íntimamente relacionada con la zona de Marbella" y creen que pueden estar dirigiéndose allí a pesar del peligro que corre la vida de Aisha, que ahora mismo está conectado a una máquina de alimentación con una batería difícil de cambiar sin ayuda de los especialistas, y de vida muy breve ya que está diseñada para servir de apoyo cuando el paciente está desconectado temporalmente de la maquinaria principal.
"Es importantísimo que le encontremos y que reciba atención médica lo antes posible", según el jefe de Policía de Hampshire, Chris Shead, quien teme que la batería se haya agotado a estas alturas. "Sin una correcta administración de los alimentos, la situación de Ashya podría ser muy grave", ha añadido a la cadena británica BBC.
La Policía, de momento, no quiere relacionar la confesión de los padres de Aisha, Brett y Nagemeh King, con su marcha del hospital. "En lo que a los motivos se refiere, preferimos tener la mente abierta", ha declarado Shead. "No existe ninguna indicación", reiteró la Oficina de Información Pública de los Testigos de Jehová, de que la decisión de los padres haya estado relacionada en modo alguno con sus convicciones religiosas.
A la espera de que un juez conceda el permiso para extender a España la búsqueda del pequeño, la Policía pide a los ciudadanos que se mantengan alerta ante la presencia del vehículo en el que los padres se llevaron al pequeño y atravesaron el Canal de la Mancha, identificado como un Hyundai I800 Style CRDI, de color gris, matrícula KP60 HWK.