Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía británica abre la puerta a un juicio por homicidio por el incendio de la Torre Grenfell

La Policía británica ha considerado que hay bases suficientes para iniciar un proceso por un delito de homicidio corporativo contra las autoridades locales de Londres por su presunta responsabilidad en el incendio de la Torre Grenfell, en el que perdieron la vida al menos 80 personas.
Así figura en una carta remitida por Scotland Yard a los residentes del rascacielos que se incendió el 14 de junio y recogida por la cadena de la BBC. En ella, la Policía ha dado cuenta de la "gran cantidad de material" recabado, dentro del cual se incluyen los testimonios de "un gran número de testigos" del suceso.
"Después de una evaluación inicial de esta información, el agente al mando de las investigaciones ha notificado al Consejo de Kensington y Chelsea y a la Organización para la Gestión de los Alquileres de Kensington y Chelsea que hay indicios razonables para sospechar que ambos podrían haber cometido el delito de homicidio corporativo", ha advertido la Policía.
No obstante, en otro comunicado difundido este jueves, Scotland Yard también ha admitido que la investigación sobre el incendio es "compleja" y "de amplio alcance", por lo que previsiblemente llevará "un tiempo considerable". Hasta ahora, de hecho, sólo han sido identificadas formalmente 40 de las víctimas mortales del siniestro.
El incendio en la Torre Grenfell comenzó en una de las plantas bajas del edificio y en pocos minutos se extendió a niveles superiores, hasta terminar afectando a las 24 plantas del bloque. Las dudas sobre la seguridad del revestimiento han marcado las pesquisas desde sus inicios y las autoridades locales han detectado riesgos similares en decenas de edificios de Londres.