Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía británica detiene a la cuidadora de una guardería por pedofilia y pornografía

La trabajadora de la guardería, Vanessa George, enfrenta cargos por agresión sexual a menores y pornografía infantil. Vídeo: Atlas.telecinco.es
La Policía británica ha detenido a Vanessa George, trabajadora de una guardería, por actos pedófilos y difusión de pornografía infantil. La mujer de 39 años que cuidaba a niños en el centro 'Little Ted'  en Plymouth, enfrenta cargos por siete delitos relacionados con abusos a menores, según publica Timesonline.com.
Vanessa George, madre de dos hijos, que trabajaba en la guardería de Plymouth con pequeños de entre 0 y dos años, está bajo arresto por agresión sexual con penetración, tocamiento, realización y distribución de imágenes de contenido pornográfico.
La Policía llegó hasta lo que estaba ocurriendo en la guardería de Plymouth, después de la detención de un hombre con imágenes de pornografía infantil realizadas en ese centro. 
La mujer declarará ante el juez el próximo miércoles. La Policía, mientras tanto está entrevistando a todo el equipo que trabaja en la guardería 'Little Ted's', donde han ocurrido los hechos.
Además la policía ya se ha reunido con un centenar de personas, la mayoría padres de los alumnos de la guardería para explicarles la situación y responder a las dudas que tuvieran.
La mayoría de las imágenes se hicieron en la sala de bebés del centro y va a resultar muy difícil identificar a los niños que aparecen en ellas, según fuentes de la policía.
Por el momento 'Little Ted's' ha sido cerrado, mientras tienen lugar las investigaciones y se aclaran los hechos. Los agentes se han encautado de varios discos de ordenadores y otros objetos de la guardería en la búsqueda de pruebas.