Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía francesa desaloja un edificio ocupado en Bretaña durante las protestas por la reforma laboral

Las fuerzas de seguridad francesas han desalojado este viernes un edificio ocupado por decenas de personas en Rennes --capital de la región de Bretaña-- para protestar contra la reforma laboral aprobada mediante decreto por el Gobierno.
La Policía ha acudido a este edificio público, rebautizado como 'La casa del pueblo', a primera hora de la mañana, según medios locales. Los agentes han utilizado la escalera de un camión de Bomberos para subir hasta el tejado de este inmueble, ocupado desde el 1 de mayo.
El Gobierno galo ha aprobado esta semana por decreto la polémica reforma laboral que lleva meses negociando en el Congreso y que, en la calle, ha sido duramente contestada. Los sindicatos denuncian que facilitará el despido y empeorará las condiciones de los trabajadores y han llamado a una gran movilización la próxima semana.
El jueves ya se produjeron concentraciones y, según el Ministerio del Interior, unas 55.000 personas salieron a las calles de todo el país. Los convocantes, en cambio, aseguran que sólo en París se manifestaron 50.000 personas contra la reforma.
Algunos de estos actos han derivado en disturbios y el jueves 82 personas fueron detenidas. El primer ministro de Francia, Manuel Valls, ha calificado de "insoportable" la violencia y ha advertido de que cualquier acto vandálico recibirá una respuesta "muy firme" por parte de las autoridades.