Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía macedonia lanza gas lacrimógeno a cientos de migrantes para evitar su entrada

La policía macedonia ha utilizado gas lacrimógeno y granadas aturdidoras para detener el avance de cientos de migrantes, cansados de los retrasos para entrar el país, que rompieron una puerta de la frontera griega.

Los inmigrantes lanzaron piedras a los policías, pero no ha habido detenciones ni lesiones. Hay unas 6.500 personas varadas en el lado griego de la frontera, algunas llevan ocho días allí con poca comida y agua, mientras Macedonia solo acepta a pocas personas cada día.