Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía checa afirma que el embajador palestino murió tras "manipular incorrectamente" un explosivo

La Policía checa ha afirmado este lunes que la muerte del embajador palestino, Jamal al Jamal, en enero tras una explosión en su residencia se debió probablemente a que "manipuló incorrectamente un explosivo".
En un primer momento, la Policía indicó que la explosión se podría haber producido cuando abrió una caja fuerte de su residencia en la capital checa, Praga, si bien ha detallado que "el explosivo no estaba en la puerta o dentro de la caja fuerte ni estaba ahí para proteger la caja".
La portavoz de la Policía, Andre Zoulova, ha dicho que "la manipulación incorrecta (del explosivo) es la opción más probable", si bien ha matizado que "existen dudas sobre si era consciente de lo que estaba manejando", según ha informado la cadena de televisión británica BBC.
Tras el suceso, las autoridades checas encontraron varios explosivos no registrados en el interior de la Embajada, tras lo que la Autoridad Palestina argumentó que eran regalos del Gobierno checoslovaco durante los años setenta y ochenta y pidió disculpas por no notificar su presencia.
El Gobierno checoslovaco tenía entonces una relación muy estrecha con la Organización para la Liberación de Palestina, daba entrenamiento a sus miembros y alojaba con frecuencia a su líder, el fallecido Yasir Arafat.
Las embajadas y las residencias diplomáticas están generalmente exentas de ser registradas por las policías de los países en los que se encuentran ubicadas. Sin embargo, la Policía checa ha podido registrar la Embajada palestina y la residencia del embajador porque el nuevo complejo en el que se alojarán no tiene todavía estatus diplomático.