Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Policía detiene a un hombre como presunto autor de la muerte de un sacerdote católico en el norte de California

La Policía ha detenido este jueves a Gary Lee Bullock como presunto autor de la muerte del sacerdote católico Eric Freed, que se habría producido tras una "pelea violenta" en la propia iglesia, ubicada en la ciudad de del norte de California, según han informado fuentes policiales.
El popular sacerdote ha sido hallado muerto este miércoles en su iglesia de St. Bernard, en la ciudad de Eureka, situada a unas 275 millas (unos 450 kilómetros) al norte de San Francisco (California). El alcalde de la ciudad, Frank Jager, ha explicado que Freed, además de ser su amigo personal, es "una tremenda persona, querida por todos en esta comunidad".
El jefe de policía de Eureka, Andy Mills, ha señalado que los agentes respondieron a una llamada del personal de la iglesia y llegaron al lugar de los hechos a primera hora del miércoles. Respecto a la detención, ha asegurado que no tiene duda de que "el detenido es el responsable del acto atroz".
En este sentido, explica que hay pruebas recuperadas en la escena del crimen, así como entrevistas a testigos que vincularían al propio Bullock con la muerte del reverendo Eric Freed, tal y como recoge la cadena estadounidense BBC.
La muerte del religioso ha sido confirmada como un homicidio violento, según los primeros informes forenses, que concluirán el próximo sábado. El alcalde insiste en que se trata de "una tremenda pérdida no sólo para la parroquia, sino para toda la comunidad". "Para aquellos de que creemos en la oración, es el momento de rezar por él", ha sentenciado.
Hace apenas unos días, el sacerdote había enviado una nota a sus feligreses para agradecerles su apoyo y sus oraciones y deseándoles una feliz Navidad y un feliz Año Nuevo.
"No puedo explicar lo orgulloso y honrado que estoy de ser vuestro pastor", escribió Freed en esta carta, publicada en la página web de la parroquia. "Nuestra comunidad está viva, alegre y llena de fe, esperanza y caridad, que nos define como cristianos católicos", seguía el texto.