Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía prohíbe todas las manifestaciones políticas

"Las elecciones terminaron, ya no hay necesidad de manifestaciones", ha firmado Bvudzijena. Según sus explicaciones, los miembros de la policía aún están muy ocupados en la salvaguardia de las urnas de votación y desplegados en las calles para evitar eventuales estallidos de violencia postelectoral.
El funcionario advirtió de que la policía zimbabuense "se ocupará de cualquier partido político que desoiga la directiva" de no manifestarse en la vía pública.
Esta prohibición fue anunciada poco después de que el opositor Movimiento para el Cambio Democrático (MDC) convocara a una movilización general la semana próxima en protesta por la falta de información acerca del resultado de las elecciones presidenciales.
"Sí, planeamos una huelga general y una movilización de masas a partir de la semana entrante y hasta que el resultado de las presidenciales sea anunciado", ha informado el portavoz del MDC, Nelson Chamisa, quien no pudo confirmar la fecha prevista para el inicio de la medida de fuerza.
Preocupación internacional por la crisis electoral
El régimen del presidente Robert Mugabe, en el poder desde 1980, cree que no hubo un claro ganador en la votación, y anticipa una segunda vuelta. Pero el MDC sostiene su victoria y considera que no se dan las condiciones democráticas para una segunda ronda electoral.
Human Rights Watch y Amnistía Internacional han expresado su preocupación ante un posible estallido de violencia general debido a la crisis postelectoral en Zimbabue. Por su parte, la Comunidad para el Desarrollo de Africa del Sur (SADC) ha convocado una cumbre el sábado en Lusaka (Zambia) para tratar de resolver la cuestión. MLS