Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Polonia, Reino Unido y Dinamarca relevan a EEUU en la misión de vigilancia policial de la OTAN en los bálticos

Polonia, con el apoyo de Reino Unido y Dinamarca, releva a Estados Unidos al frente de la misión de vigilancia policial aérea de la OTAN en los Estados bálticos que se ha sido reforzada a raíz de la crisis en Ucrania tras la anexión de Crimea por parte de Rusia.
Los países de la OTAN acordaron el pasado 16 de abril reforzar los despliegues por mar, aire y tierra de forma temporal en los miembros del Este de Europa para darles más garantías a raíz de la crisis en Ucrania.
El relevo de la misión se producirá este miércoles en una ceremonia prevista en la base lituana de Siauliai y formalmente asumirán las tareas el 1 de mayo durante cuatro meses, según ha informado la Alianza Atlántica en un comunicado.
Polonia, que aportará cuatro aviones MIG-29, ya tenía previsto asumir el relevo durante cuatro meses desde el 1 de mayo de Estados Unidos, que asumió el mando de la misma en enero, pero Reino Unido y Dinamarca han acordado enviar otros cuatro aviones cada uno para mantener la misión reforzada por la crisis en Ucrania.
Estados Unidos la reforzó con seis aviones adicionales F-15, hasta sumar un total de diez aparatos frente a los dos aviones que se emplean habitualmente para la misión y otros dos en reserva.
Los aviones polacos y los cuatro aviones de combate 'Typhoon' británicos, operarán desde la base lituana, mientras que los cuatro aviones daneses F-16 realizarán patrullas desde la base vecina de Amari en Estonia.
Los países de la OTAN se relevan cada cuatro meses para realizar patrullas de vigilancia aérea en los bálticos que no tienen aviones de combate propios desde hace diez años para proteger el espacio aéreo aliado.
Además, otros cuatro aviones de combate franceses 'Rafale' llegaron a Polonia el pasado lunes para realizar misiones de entrena miento y tareas de vigilancia policial.
Canadá también envió seis aviones de combate CF-18 a Rumanía el 29 de abril para tareas similares como parte del refuerzo pactado por los aliados.
La OTAN ya acordó enviar aviones de alerta temprana AWACS a Polonia y Rumania para recabar información de la situación en la frontera de Ucrania.
OTROS REFUERZOS
Estados Unidos ha desplegado en las últimas dos semanas un total de 600 militares en Polonia, Lituania, Estonia y Letonia (150 en cada país) para realizar ejercicios y su fragata USS 'Taylor' llegó el lunes a Constanta, en Rumanía, para reforzar la presencia en el Mar Negro. El destructor estadounidense USS Donald Cook ya estaba en la zona para ejercicios.
Se espera que otros países aliados envíen soldados a título nacional y unidades de las Fuerzas de Reacción Rápidas de la OTAN para entrenamientos y ejercicios conjuntos en la región a fin de reforzar su preparación y mostrar solidaridad con los aliados que se sienten más amenazados.
Así por ejemplo, cuatro buques antiminas de Países Bajos, Bélgica, Noruega y Estonia y un buque de apoyo de Noruega que partieron del puerto alemán de Kiel el pasado 22 de abril hacia el Mar Báltico para reforzar la seguridad marítima para participar en varios ejercicios en la zona y participar en operaciones de búsqueda de minas, bombas y torpedos de las dos Guerras Mundiales.