Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Porfirio "Pepe" Lobo, un empresario karateca, virtual presidente de Honduras

El candidato del opositor Partido Nacional, Porfirio Lobo, se ha convertido en el virtual presidente electo de Honduras, en su segundo intento en busca del poder tras perder las elecciones de 2005 ante el hoy derrocado Manuel Zelaya.
Lobo, un empresario y karateca de 61 años, se ha declarado presidente electo tras conocer el primer informe del Tribunal Supremo Electoral, que señala que el líder del Partido Nacional ha obtenido el 55,90 por ciento de los votos en las elecciones del domingo, con el 61,89 por ciento de las mesas escrutadas.
Gobierno de unidad y reconciliación
Poco después de conocerse estos datos, Porfirio Lobo, ha prometido encabezar un Gobierno de unidad y reconciliación y ha asegurado que hoy mismo llamará a un diálogo nacional "sin excluir a nadie". "Haremos un Gobierno de unidad nacional, un Gobierno de reconciliación nacional".
Entrega del poder "sin condicionamiento alguno"
El presidente de facto de Honduras, Roberto Micheletti, ha asegurado qye que entregará el poder "sin condicionamiento alguno" al virtual ganador de las elecciones.
"El equipo de Gobierno de transición completará su tarea entregando el poder sin condicionamiento alguno al gobernante que la mayoría de los ciudadanos hemos elegido", dijo Micheletti en una declaración escrita distribuida por la Casa Presidencial.
Con esto se pondría fin a una grave crisis política que se desató el pasado mes de junio con el golpe de Estado contra el ex mandatario Manuel Zelaya por parte de Roberto Micheletti.
El derrocado Zelaya ha asegurado tras conocer los resultados que es amigo personal" del virtual vencedor de las elecciones, Porfirio Lobo, pero que le separan "diferencias políticas muy grandes".