Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Porno gay contra la homosexualidad en una iglesia de Uganda

Martin Ssempa es uno de los grandes defensores del proyecto de ley contra los homosexuales.telecinco.es
Martin Ssempa no sólo muestra en su iglesia vídeos de porno gay contra la homosexualidad. También encabezó una manifestación para apoyar el proyecto de ley contra los homosexuales que estudia el Parlamento de Kampala. Esta norma que podría ser aprobada en el país africano contempla la pena de muerte para lo que los impulsores de la ley llaman "homosexualidad agravada". 
El pastor de la Iglesia Pentecostal ugandesa Martin Sempa lideró la marcha en la que se leían  consignas como "no a la sodomía, sí a la familia" o "decimos no a los homosexuales, la homosexualidad debe ser abolida". Los activistas homosexuales han respondido de forma inmediata y aseguran que este clérigo "necesita ayuda médica". Sin embargo, el apoyo político al proyecto de ley es muy fuerte en Uganda, dentro de un continente como Africa, donde en muchos países la homosexualidad se considera delito
El proyecto de ley contra los homosexuales fue presentado hace meses en el Parlamento ugandés por el diputado del partido gubernamental David Bahati, que en principio obtuvo el apoyo del Gobierno y el grupo mayoritario. Entre otras cosas, el texto plantea la pena de muerte para las personas consideradas culpables de violación homosexual o homosexualidad con menores, además de agravar las penas para cualquier práctica homosexual, que ya es ilegal en Uganda.
Organizaciones de defensa de los Derechos Humanos y algunos gobiernos occidentales, entre ellos los de EEUU, Reino Unido y Canadá, han condenado este proyecto de ley y amenazado con sanciones a Uganda si se aprueba.El propio Congreso de Estados Unidos aprobó una resolución de condena del proyecto de ley. Obama consideró "odiosa" la futura ley.