Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Poroshenko visita por sorpresa el este de Ucrania para supervisar la votación

El presidente, cuyo bloque es favorito en los comicios, llega a Kramatorsk, donde el Ejército expulsó a los separatistas en verano
Vestido con uniforme de combate, el presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, ha visitado la localidad ucraniana de Kramatorsk --donde el Ejército ucraniano expulsó el pasado mes de julio a los separatistas prorrusos que combaten en la región-- para supervisar la votación de las elecciones parlamentarias que tienen lugar este domingo.
Poroshenko, cuyo bloque parlamentario parte como favorito en los comicios, aprovechó la visita para comunicar su apoyo a los soldados que depositarán su voto en estos comicios.
"Vuestro servicio, vuestra generosidad por amor a Ucrania es una hazaña. Sois héroes para mi y para millones de ucranianos y es gracias a vosotros que disfrutamos de una vida en paz. Gracias por todo", ha declarado el mandatario en comentarios recogidos por la web oficial de la Presidencia.
Las elecciones también se celebrarán en otras ciudades del este de Ucrania donde el Ejército ucraniano puso en fuga a los separatistas, como Dzerninsk y Sloviansk.
POROSHENKO, MÁXIMO FAVORITO
Las encuestas de opinión sugieren que el bloque del presidente Petro Poroshenko, que incluye al partido Udar, liderado por Klitschko, podría lograr un 30 por ciento de los 225 escaños que se deciden por listas electorales.
Poroshenko cuenta con el respaldo del Partido del Frente Popular, encabezado por el primer ministro, Arseni Yatseniuk, siempre que esta formación logre obtener el mínimo del 5 por ciento de votos para tener representación parlamentaria.
Sin embargo, el mandatario podría tener que buscar el apoyo de otros dos actores cruciales: la ex primera ministra Yulia Timoshenko y el populista Oleh Liashko, que encabeza el Partido Radical. Los dos han criticado el plan de paz de Poroshenko por considerar que cede demasiado ante los separatistas prorrusos.