Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Primer ministro golpista anuncia Constitución para 2013 y elecciones en 2014

Fiyi tendrá para 2013 una nueva Constitución que reflejará la pluralidad étnica de la población y acabará con la separación por raza en el sistema electoral, anunció hoy el primer ministro golpista, comodoro Frank Bainimarama. EFE/Archivotelecinco.es
Fiyi tendrá para 2013 una nueva Constitución que reflejará la pluralidad étnica de la población y acabará con la separación por raza en el sistema electoral, anunció hoy el primer ministro golpista, comodoro Frank Bainimarama.
En un discurso retransmitido en directo por la televisión estatal, Bainimarama explicó los detalles de su "hoja de ruta" a la democracia, que incluirá la convocatoria de elecciones libres en septiembre de 2014.
Además, la edad para votar se elevará a de los 18 a los 21 años, se revisará la cantidad de escaños del Parlamento y la posibilidad de introducir un sistema bicameral.
El pasado abril, el régimen militar fiyiano suspendió la Carta Magna, despidió a todos los jueces y declaró el estado de excepción para controlar a los medios de comunicación y todas las voces de la oposición, y desde entonces han sido arrestados varios abogados y activistas y se ha expulsado a tres periodistas extranjeros.
La decisión fue condenada por Naciones Unidas, al Unión Europea y el Foro de Islas del Pacífico, que ha amenazado con expulsar de su seno a Fiyi si no retorna pronto a la democracia, y Australia y Nueva Zelanda contemplan incluso sanciones económicas.
Tras anular la Constitución y proclamar un Gobierno interino para el próximo lustro, el dictador fiyiano ha llevado a cabo una profunda militarización de las instituciones públicas, con el beneplácito del anciano presidente, Josefa Iloilo, un civil de 88 años.
Junto a ello, destituyó al gobernador del banco central y devaluó la moneda nacional un 20 por ciento para controlar las reservas de divisas.
Fiyi sufre una aguda crisis desde principios de año, cuando los tribunales declararon ilegal el golpe de Estado incruento por el que Bainimarama derrocó en 2006 al entonces jefe del Ejecutivo Laisena Qarase.
El cabecilla golpista fiyiano quiere poner fin al sistema electoral vigente hasta ahora, que reparte el poder político entre la mayoría de fiyianos "puros" y una minoría de ascendencia india, traídos por los colonizadores británicos para trabajar en las plantaciones.