Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Putin asegura que "mucha gente en Europa, incluyendo políticos" quiere poner fin a las sanciones

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha asegurado este jueves que "mucha gente en Europa, incluyendo políticos" quieren poner fin al intercambio de sanciones económicas entre Moscú y los países miembro de la Unión Europea (UE), tal y como ha informado la agencia rusa de noticias RIA Novosti.
"Mucha gente en Europa, incluyendo políticos, mis colegas, y he hablado hace poco con el presidente de Francia (François Hollande), sé lo que siente, quieren poner fin rápidamente a esta situación, que es perjudicial para nuestra cooperación", ha dicho.
Este mismo jueves, el viceprimer ministro ruso, Arkadi Dvorkovich, ha dicho que el Gobierno ruso planea introducir una serie de excepciones en la lista de productos procedentes de la UE y Estados Unidos, así como de otros países que previamente impusieron sanciones a Rusia, afectados por el veto del Kremlin, que desde el pasado 7 de agosto prohíbe durante un año importar determinados alimentos y productos agrícolas.
En declaraciones recogidas por la agencia rusa Interfax, Dvorkovich ha indicado que las modificaciones permitirían la inclusión de productos dirigidos a satisfacer la demanda de aquellos consumidores afectados por alergias o intolerancias, así como de determinados suplementos.
De este modo, Rusia introducirá una excepción al veto para permitir la importación de productos para diabéticos, alérgicos, complementos dietéticos para deportistas, así como semillas y piensos para los cultivos agrícolas con el fin de garantizar la competitividad de la producción doméstica.
Paralelamente a la liberación de sus reservas alimentarias, el Gobierno ruso ha intensificado sus contactos con proveedores alternativos, principalmente de América Latina y Oriente Próximo con el fin de incrementar las importaciones de alimentos y paliar el efecto del veto a los productos de la UE y Estados Unidos.
La Comisión Europea cifró la semana pasada en 5.252 millones de euros el valor de las exportaciones europeas al mercado ruso en 2013 correspondiente a los productos agrícolas y alimentarios vetados por Rusia, que incluyen frutas, verduras, productos lácteos, carne y pescado.