Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Putin concede a Xi la máxima condecoración de Rusia, la orden de San Andrés

El presidente ruso, Vladimir Putin, ha entregado al presidente de China, Xi Jinping, la máxima condecoración de Rusia, la orden de San Andrés, por sus destacados méritos en el fortalecimiento de la amistad entre los pueblos de Rusia y China, según informa la agencia de noticias Sputnik.
"Estimado presidente Xi Jinping, querido amigo, usted siempre fue y continúa siendo un partidario consecuente de la cooperación estrecha entre Rusia y China basándose en la igualdad de derechos, confianza, transparencia y respeto a los intereses mutuos", ha afirmado Putin durante el acto de condecoración.
Según el presidente ruso, Xi realizó su primera vista al exterior como mandatario chino "en 2013, justamente a Rusia". "Estos gestos amistosos tienen gran valor, nosotros lo comprendemos perfectamente y somos capaces de valorarlo", ha indicado.
El mandatario ruso ha subrayado que, con el apoyo directo del presidente chino, se llevan a cabo importantes proyectos bilaterales en las esferas de la economía y el comercio, la industria militar, la esfera humanitaria y se activó visiblemente la interacción de ambos países en la arena internacional.
"Quiero desearle de todo corazón, estimado presidente Xi Jinping, lo mejor, éxitos, salud, bienestar, y al amigo pueblo de China, paz, estabilidad y florecimiento", ha concluido Putin. El mandatario chino se encuentra en Rusia por invitación de su homólogo ruso.
El lunes, los dos mandatarios mantuvieron un encuentro durante una cena informal en el Kremlin. La orden de san Andrés es la máxima distinción estatal de Rusia y se le otorga a personalidades políticas y sociales por méritos excepcionales que propicien el florecimiento, la grandeza y la gloria de Rusia y a los jefes y líderes de países extranjeros por méritos destacados ante Rusia.