Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Putin afirma ante Obama que las sanciones son "contraproducentes"

Los presidentes de Rusia y Estados Unidos, Vladimir Putin y Barack Obama, respectivamente, han mantenido una conversación telefónica en la que el dirigente ruso ha calificado de "contraproducentes" las sanciones adoptadas por la supuesta responsabilidad de Moscú en la crisis ucranianas.
Según un comunicado del Kremlin, los dos líderes, a pesar de las "sifnificativas diferencias" que mantienen, han coincidido en la necesidad de alcanzar un alto el fuego "inmediato" y "estable" en el este de Ucrania y en iniciar un "proceso político" que permita resolver la actual crisis. Tanto Obama como Putin están a favor de las consultas mantenidas en el marco del Grupo de Contacto, en el que participan Kiev y Moscú.
La llamada --iniciada por Obama-- llega tras una nueva ronda de sanciones contra dirigentes y entidades rusas. La Unión Europea y Estados Unidos han reafirmado su presión porque consideran que Rusia sigue sin desmarcarse de los separatistas del este de Ucrania y sin garantizar la impermeabilidad de su frontera.
Para Putin, es "contraproducente" tratar de presionar a través de las sanciones, ya que perjudica la cooperación bilateral y la estabilidad internacional.
La Casa Blanca también ha informado de esta conversación, aunque sin hacer referencia a los castigos, que Washington no descarta ampliar. Según la versión de Washington, Obama ha manifestado su "profunda preocupación" por el apoyo ruso a los separatistas.
El mandatario norteamericano también ha aprovechado la llamada para reprochar a Putin el supuesto incumplimiento del tratado de 1987 que prohíbe el desarrollo o despliegue de misiles nucleares de alcance medio con base en tierra. En este sentido, Obama ha recordado a Moscú que tiene "obligaciones" que cumplir.