Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Putin advierte de que los terroristas de Siria "no surgieron de la nada y no desaparecerán sin más"

El presidente ruso, Vladimir Putin, ha declarado este lunes que la posible filtración de terroristas de un país a otro supone una "amenaza real" para Rusia y sus aliados y ha advertido, al respecto, de que las organizaciones que operan en Siria "no surgieron de la nada y no desaparecerán sin más".
"Las agrupaciones que operan en ese país no surgieron de la nada y no desaparecerán así, sin más", ha declarado el presidente ruso con motivo de la reunión de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC), integrada por Rusia, Bielorrusia, Kazajistán, Armenia, Tayikistán y Kirguistán, según ha informado la agencia estatal de noticias RIA Novosti.
Según Putin, un ejemplo de la filtración de terroristas de un país a otro, que podría afectar directamente a los intereses de los países miembros de la OTSC, es el ataque cometido este pasado fin de semana por los milicianos somalíes de Al Shabaab (vinculados a Al Qaeda) en la capital de Kenia, Nairobi.
"A juzgar por lo ocurrido, guerrilleros procedentes de otro país han cometido crímenes horribles y sangrientos". "Quiero expresar mi solidaridad hacia este país, su pueblo y autoridades y mostrar mis condolencias a las familias de las víctimas en esta guerra sangrienta", ha declarado.
Por su parte, el director adjunto del Servicio Federal de Seguridad (FSB) de Rusia, Serguei Smirnov, ha informado durante el encuentro de la OTSC de que entre 300 y 400 ciudadanos rusos combaten en las filas de la oposición en Siria y ha asegurado que esa situación afecta a otros países miembros de la Organización para la Cooperación de Shanghái, que, además de Rusia, integra a China, Kazajistán, Kirguistán, Tayikistán y Uzbekistán.