Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Quinta víctima mortal de los disturbios de Londres

Richard Mannington Bowes, el hombre que resultó gravemente herido el lunes al ser atacado por jóvenes que intentaban provocar un incendio, ha muerto finalmente esta noche en un hospital, según informa la Scotland Yard. La Policía británica ya ha detenido a un joven de 22 años en relación con el ataque a Bowes.
La Policía británica ha abierto una investigación sobre el homicidio para esclarecer los hechos, que tuvieron lugar en el barrio londinense de Ealing (oeste). Bowes, de 68 años, se convierte en la quinta víctima mortal de la oleada de violencia que se desató el fin de semana en las ciudades de Reino Unido.

"Fue un incidente brutal que resultó en la muerte sin sentido de un hombre inocente", ha dicho el inspector jefe John McFarlane, del departamento de homicidios y delitos graves.
'The Guardian' informa de que Bowes se enfrentó el lunes por la noche a los jóvenes que intentaban prender fuego a dos contenedores en la calle Springbridge, cerca de un centro comercial que fue saqueado. El alcalde de Londres, Boris Johnson, ha visitado la zona y ha tenido unas palabras para Bowes. "Ha pagado un precio terrible. Estoy terriblemente apenado por él y por su familia", ha dicho.
La Policía ya ha detenido a un joven de 22 años, según informa la BBC. El joven habría sido detenido en el oeste de Londres bajo la sospecha de asesinato, disturbios y robo. Hasta el momento, Scotland Yard ha arrestado a más de un millar de personas, entre ellas numerosos menores de edad, en relación con los disturbios que comenzaron el sábado y se prolongaron hasta el miércoles.
John McFarlane ha pedido la ayuda de las personas que "pudieron haber sido testigos del ataque" para que aporten "la información o imágenes que pudieran haber grabado en sus teléfonos móviles". Además, la Policía londinense ha publicado una foto de un sospechoso en relación con la muerte de Bowes y que, según McFarlane, procede de las imágenes captadas por una cámara de seguridad. "Sé que viendo estas imágenes (del sospechoso) la gente será capaz de identificarle", había subrayado antes de que se conociera el arresto, sin que esté claro aún si se trata de la misma persona.