Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El líder opositor de RDC tilda de "descabelladas" las acusaciones contra él por contratar mercenarios

El líder opositor Moise Katumbi ha rechazado este jueves las acusaciones del Gobierno de República Democrática del Congo (RDC) contra él por presuntamente contratar a mercenarios, tildándolas de "falsas" y "descabelladas", según ha informado el portal local de noticias 'Congo Planete'.
"Son acusaciones falsas y descabelladas, porque si tuviéramos verdaderamente unas fuerzas de seguridad y un Estado de Derecho, no habrían dejado entrar a 600 mercenarios. Eso significaría que los servicios de seguridad no existen", ha valorado.
El Ministerio de Justicia de RDC ordenó el miércoles una investigación por una supuesta contratación de mercenarios atribuida al líder opositor, que horas después anunció su candidatura a las presidenciales que se celebrarán en noviembre.
"He dado instrucción a la Fiscalía para que abra un caso contra el exgobernador de la provincia de Katanga", informó el ministro Alexis Thambwe Mwamba, en declaraciones a los medios en Kinshasa.
El Gobierno "tiene pruebas" de la implicación de Katumbi en el reclutamiento de mercenarios, entre ellos varios exmilitares estadounidenses. Un portavoz del Ejecutivo aseguró la semana pasada que cuatro guardaespaldas habían sido detenidos por carecer de la autorización necesaria para trabajar.
Katumbi fue gobernador de la provincia de Katanga desde 2007 hasta septiembre, cuando abandonó el partido del presidente, Joseph Kabila, tras denunciar el supuesto interés del presidente por mantenerse en el poder.
La oposición teme que el jefe de Estado intente prolongar su mandato más allá de los límites legales, lo que ya desató en enero una serie de protestas con más de 40 muertos. Kabila no ha dicho por el momento si se presentará a los comicios.