Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

RSF expresa su preocupación y Freedom House pide localizar a Hernández-Mora en Colombia

Las organizaciones no gubernamentales Reporteros Sin Fronteras (RSF) y Freedom House han expresado este lunes su preocupación por la desaparición de la periodista española Salud Hernández-Mora en Colombia y su interés por localizar a la reportera.
La presidenta de RSF España, Malén Aznárez, ha mostrado "suma preocupación y angustia" por la desaparición, destacando que Hernández-Mora es "una periodista veterana con amplia experiencia en zonas controladas por la guerrilla y en los conflictos armados que azotan Colombia".
"Esperamos que la labor de las autoridades colombianas surta efecto y que la coordinación con el Gobierno español sea fluida, poder dilucidar esta penosa situación", ha agregado, según un comunicado publicado en la web de la ONG.
"Brindamos todo nuestro apoyo a los familiares de la periodista y garantizamos que velaremos por su situación con todos nuestros recursos, como lo hemos hecho siempre con compañeros que se han enfrentado a situaciones similares", ha remachado.
Por su parte, Freedom House ha reclamado a las autoridades nacionales y regionales de Colombia que "actúen con rapidez" para localizar a la periodista y que "tomen medidas para garantizar la seguridad de los periodistas en todo el país".
"Garantizar una prensa libre, el acceso a la información en las zonas más remotas y un ambiente seguro para los periodistas es fundamental para cultivar la paz y la reconciliación en Colombia", ha valorado el director de programas para América Latina, Carlos Ponce.
"Las continuas amenazas contra los periodistas sólo dañarán los actuales procesos de paz en el país", ha zanjado.
LA POLICÍA DICE QUE NO SE LA LLEVARON "CONTRA SU VOLUNTAD"
El Grupo Antisecuestro y Antiextorsión (GAULA) de la Policía colombiana ha asegurado que a la periodista española no se la han llevado "contra su voluntad", tras dos días en paradero desconocido.
El director del grupo, el coronel Fernando Murillo, ha informado al diario 'El Tiempo' --para el que trabaja la periodista, que también es corresponsal para el diario español 'El Mundo'-- de que un grupo de sus mejores efectivos tratan de establecer el paradero de Hernández-Mora pero que no se la llevaron por la fuerza.
"Tenemos claro que a ella en ningún momento se la han llevado contra su voluntad", ha indicado. "Sabemos, por indagaciones, que se dirigió a la vereda Filogringo, que se transportó desde la población de El Tarra hacia esa zona sólo con la compañía de un mototaxista, al que le pagó y se quedó allá", ha añadido.
Si bien el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, aclaró que de momento "nadie ha reclamado si fue secuestrada", las autoridades han establecido los mismos protocolos para casos de secuestro.
AUSENCIA DE COMUNICACIÓN
Asimismo, el director de 'El Tiempo', Roberto Pombo, ha explicado que la periodista, que publica una columna cada domingo en su diario, le había manifestado que estaría en este sector y que estaría "incomunicada" hasta este lunes, por ausencia de cobertura móvil.
En este sentido, Murillo ha explicado que sus hombres han podido constatar, efectivamente, que en la zona donde debería encontrarse Hernández-Mora no hay cobertura.
"Es tal vez esto lo que generó la alarma, que ella no se había comunicado y es cuando sus más cercanos empiezan a alertar a las autoridades. Estamos adelantando desde ya la investigación judicial y mantenemos en alerta máxima todos los dispositivos listos en caso de alguna novedad especial", ha añadido.
Aunque no ha habido confirmación de ningún secuestro, el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación español, José Manuel García-Margallo, ha indicado desde Bruselas que "todo apunta" al Ejército de Libración Nacional (ELN) podría estar detrás de la desaparición de la periodista.