Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

RSF denuncia "la creciente inseguridad" de los periodistas en Yemen

Reporteros Sin Fronteras (RSF) ha denunciado este lunes "la creciente inseguridad" con la que los periodistas desempeñan su trabajo en Yemen, recordando que en apenas una semana ha habido dos asesinatos y un secuestro entre profesionales de la información.
La última víctima ha sido Mohamed Hashem Homrane, corresponsal de la cadena pro huthi Al Masira que murió el pasado viernes "por las heridas causadas por un ataque aéreo la víspera en la ciudad de Dhahiane". "Sólo tenía 17 años", ha recalcado RSF.
"Según medios locales, el periodista estaba preparando un reportaje sobre los daños causados por los bombardeos (de la coalición internacional liderada por Arabia Saudí) en la ciudad, cuando resultó gravemente herido", ha indicado.
RSF ha apuntado que el 'freelance' Almigdad Mojalli murió por la explosión de un misil el 17 de enero y que la cadena Al Yazira denunció el secuestro del corresponsal en Yemen, Hamdi al Bokari, y su equipo un día después en Taiz.
"La situación de la libertad de información en el país se ha vuelto extremadamente preocupante para los profesionales, que trabajan en un entorno cada vez más hostil", ha dicho Alexandra El Jazen, responsable de Reporteros Sin Fronteras para Oriente Próximo.
"Recordamos a todas las partes del conflicto que son responsables de la seguridad de los periodistas y que los crímenes contra ellos no deben quedar impunes", ha subrayado, al tiempo que ha pedido "la liberación de todos los trabajadores de medios en manos de armados grupos".
Yemen está inmerso en una guerra civil desde el año pasado, con el Gobierno de Abdo Rabbu Mansur Hadi --apoyado por la coalición internacional-- y los huthis --respaldados por el ex presidente Alí Abdulá Salé-- enfrentándose en todo el territorio nacional.
El país árabe ocupa el puesto 168, entre 180 países, en la Clasificación Mundial 2015 de la Libertad de Prensa de RSF. Según la ONG, 17 periodistas y colaboradores de medios están detenidos o secuestrados por los hutis o Al Qaeda.