Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

RSF exige a los líderes rebeldes que pongan fin los ataques contra los periodistas y medios afines al régimen

El director general de Reporteros Sin Fronteras (RSF), Christophe Deloire, ha enviado una carta a los líderes rebeldes en la que les emplaza a poner fin a los ataques contra la prensa, especialmente los periodistas "progubernamentales".
En su misiva dirigida al jefe del Ejército Sirio Libre, Riad al Assad, y al presidente del Consejo Nacional Sirio, Abdel Basset Sayda, el director general de RSF ha denunciado el "constante aumento de los ataques contra los medios de comunicación gubernamentales y su personal".
Tras manifestar su "profunda preocupación" por el "creciente número de actos violentos contra los periodistas sirios, incluidos los gubernamentales y progubernamentales, ha recordado que RSF ha denunciado reiteradamente la presión que impone la familia del presidente, Bashar al Assad, en el panorama mediático "desde hace dos décadas" y ha condenado todos los ataques contra periodistas "locales y extranjeros" por parte de las tropas del régimen y de las milicias afines desde el inicio de la "revuelta" a mediados de marzo de 2011.
"Hemos alertado repetidamente a la comunidad internacional sobre la escala masiva de violaciones de Derechos Humanos en Siria, especialmente sobre el nivel de censura impuesto por las autoridades", ha subrayado el líder de RSF, antes de denunciar que su ONG ha detectado "un creciente número de violaciones de la libertad de información por parte de las fuerzas antigubernamenales en las últimas semanas".
"Los empleados de los medios progubernamentales están convirtiéndose en objetivos de secuestros y asesinatos con una creciente frecuencia", ha denunciado Deloire. En este sentido, RSF ha recordado que el grupo islamista Al Nosra anunció el pasado 3 de agosto que había ejecutado al presentador de televisión Mohamad al Saeed, al que había secuestrado a mediados de julio, y que el cámara de la televisión gubernamental Talal Janbakeli fue capturado el pasado 5 de agosto por la milicia Haroun al Rasheed, que forma parte del Ejército Sirio Libre.
Tras detallar otros casos de periodistas gubernamentales secuestrados y asesinados, el presidente de RSF ha dejado claro que, desde el pasado mes de junio, las sedes de los medios de comunicación gubernamentales o afines al régimen "se han convertido en objetivo de atentados con bomba".
"Varios periodistas extranjeros nos han dicho que han recibido amenazas de muerte de los grupos de oposición. Algunos han sido secuestrados por grupos yihadistas. Estas prácticas se parecen tristemente a las que utiliza el régimen de Al Assad contra los periodistas de la oposición", ha subrayado.
"Somos conscientes de la diversidad de la oposición siria. Sin embargo, os pedimos, como líderes de los principales grupos, que condenéis públicamente estos abusos e impulséis las necesarias investigaciones", ha dicho, dirigiéndose a los líderes del Ejército Sirio Libre y del Consejo Nacional Sirio.
En su opinión, el objetivo de facilitar la transición en Siria impone a los rebeldes que respeten el derechos internacional y "lo impongan al resto de fuerzas de la oposición, tanto civiles como militares". "Las convenciones y normativas internacionales, incluida la resolución 1738 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, requiere a todas las parte en guerra para que protejan a los periodistas", ha concluido.