Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los huthis se hacen con el control de Radmah tras fuertes enfrentamientos con tribus locales leales a AQPA

Milicianos huthis se han hecho este miércoles con la localidad yemení de Radmah, ubicada en la provincia de Ibb (centro), tras fuertes enfrentamientos con tribus locales armadas leales a la organización terrorista Al Qaeda en la Península Arábiga (AQPA).
"Los milicianos huthis controlan la ciudad tras 24 horas de enfrentamientos", han indicado fuentes tribales en declaraciones concedidas a la agencia estatal turca de noticias, Anatolia. Los milicianos chiíes se han desplegado en la ciudad y han comenzado a patrullar las calles.
Fuentes de seguridad yemeníes han afirmado que al menos 17 personas han muerto en los enfrentamientos por el control de la ciudad, ubicada 33 kilómetros al sur de la capital del país, Saná.
Los huthis controlan así la práctica totalidad de la provincia, a excepción de la localidad de Udain, que permanece en manos de AQPA. Los milicianos chiíes se hicieron con el control de Ibb tras desplazarse desde la capital hacia Hodeidah y Dhamar, lanzando su ataque desde ahí.
Durante la jornada del domingo, los milicianos entraron en varias fortalezas de Al Qaeda en el centro de Yemen tras avanzar hacia la zona de Al Manasseh, en la provincia de Al Baida, con la ayuda del Ejército y de la Guardia Presidencial.
Al Massaneh era el principal centro de operaciones de la filial de Al Qaeda en Yemen, Ansar al Sharia. Según medios de comunicación yemeníes, los huthis han alcanzado "el hogar del líder de estas bandas criminales" en Al Massaneh.
Aunque el Gobierno y los huthis se disputan el control del país, el presidente, Abdo Rabu Mansur Hadi, ha preferido pactar. Tanto para la milicia chií como para el presidente, la mayor amenaza ahora es AQAP y su aliado, Ansar al Sharia.