Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy hará esfuerzo de acogida aunque acuerdo con Turquía no implica aumento de obligaciones para países

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha explicado que España hará "un esfuerzo" de acogida de refugiados aunque el acuerdo con Turquía para atajar la crisis de refugiados en la ruta de los Balcanes no supone que "las obligaciones de los estados miembro se han incrementado".
"Todas las personas que entren de manera irregular a la Unión Europea desde Turquía serán devueltas a Turquía y Turquía las aceptará", ha explicado Rajoy en declaraciones a la prensa tras la cumbre entre la UE y Turquía en las que ha incidido en que "eso es lo más importante para todos".
Los líderes europeos han abierto asimismo la puerta a que "por cada" refugiado sirio que Turquía acoja, la UE reasentará al mismo número "en distintos países de la Unión Europea", "una forma de establecer un sistema legal para el traslado de estas personas que solicitan asilo en la Unión Europea" y evitar "situaciones tan terribles y dramáticas", aunque los detalles del acuerdo con Turquía los deberá cerrar el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, "antes del próximo Consejo Europeo", previsto el jueves y viernes de la próxima semana.
Eso sí, Rajoy ha dejado claro que "las obligaciones de los estados no se han incrementado" y los compromisos de acogida "seguirán siendo voluntarios". "Algunos Estados, concretamente los países de la Europa del Este han pedido que conste expresamente en el acuerdo que esto no supone en ningún caso el aumento de ninguna suerte de compromiso", ha explicado.
"En cualquier caso, España hará un esfuerzo tanto en materia de reubicación como en materia de reasentamiento", ha explicado, si bien no ha avanzado cifras del número de refugiados que España podría acoger a corto plazo.
Rajoy ha admitido que el sistema de reubicación de refugiados desde Grecia e Italia a otros países actual "pudo haber funcionado mucho mejor" porque se han reubicados a "pocas" personas en los distintos países y los líderes europeos se han comprometido a "hacer un gran esfuerzo entre todos".
Y ha recalcado que el cierre de fronteras en algunos países ha dificultado "mucho" la situación en Grecia, donde han llegado 120.000 personas en los primeros dos meses del año desde Turquía, y ha asegurado que España colaborará con Atenas "para ayudarle" en el control de fronteras, con los centros de recepción y su sistema de asilo.
Los líderes europeos también se plantean a petición de Turquía "admitir" suprimir los visados para los turcos a partir del mes de abril y de "incrementar la ayuda de los 3.000 millones de euros que estaban previstos" para ayudar a Turquía, que pide duplicarla hasta los 6.000 millones, a atender a los refugiados en el país, como "compensaciones".
A petición de Ankara, "se está estudiando también la posibilidad de crear zonas seguras dentro de Siria", aunque Rajoy no ha aclarado si ello implicará la creación de una zona de exclusión aérea o como se materializarán, insistiendo en que Tusk trabajará "para tener una propuesta concreta y poder cerrarla a la mayor celeridad posible".
Pero ha dejado claro que se trata de "evitar que la gente se tenga que ir" del país porque "la gente no se va de Siria porque le apetezca irse" sino "porque no puede vivir en un país que está en guerra" y ello está "provocando grandes dramas". "Ahora hay una situación de cese al alto el fuego pero se va manteniendo muy de aquella manera y de lo que se trata es de ir creando cada vez más zonas seguras", ha explicado.