Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy pedirá fondos del plan de inversión de 300.000 millones para interconexiones

Cree que Cañete dará la batalla por la unión energética en su nueva función de comisario
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha expresado este viernes su "satisfacción" por la decisión del Consejo Europeo de impulsar las interconexiones eléctricas, en particular con la Península Ibérica, y ha anunciado su intención de solicitar fondos del plan de inversión público privada de 300.000 millones de euros que prepara el nuevo presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, para financiar estos proyectos.
"Hemos conseguido convertir el asunto de las interconexiones en una prioridad de la UE y compromisos concretos para resolver esta cuestión, que lleva bloqueada demasiado tiempo", ha resaltado el presidente del Gobierno en rueda de prensa tras la cumbre.
"Con ello no sólo se atiende a una justa reivindicación española y portuguesa -ha proseguido Rajoy-, sino que se sientan las bases de una unión energética en Europa que procurará una energía más segura, más limpia y más asequible para los ciudadanos y las empresas".
El presidente del Gobierno ha anunciado que ya ha puesto en marcha un grupo interministerial para definir los proyectos españoles que podrían financiarse con el plan Juncker, que ha sido respaldado este viernes por los líderes europeos. "Queremos aprovechar esta iniciativa para financiar interconexiones energéticas", ha señalado.
Rajoy ha celebrado que los líderes de los 28 hayan confirmado el objetivo de interconexiones del 10% de aquí a 2020 y hayan fijado uno nuevo del 15% para 2030, tal y como pedían España y Portugal. Además, el Consejo Europeo reconoce que las "zonas más aisladas", como la Península Ibérica, tienen "dificultades adicionales" para cumplir los objetivos de lucha contra el cambio climático, en particular el de renovables y contempla "compensaciones" para España por la baja interconexión, con una mayor asignación de derechos de emisión.
Para Rajoy es especialmente importante que "se involucra directamente a las instituciones europeas porque se reconoce que el aislamiento es un problema europeo y no bilateral". "El comisario de Energía nombrado por el señor Juncker -ha apuntado en referencia a Miguel Arias Cañete- es un comisario que se conoce bien los temas y estoy absolutamente convencido de que en defensa de los intereses europeos dará esta batalla".
En este sentido, los 28 se han comprometido a impulsar proyectos concretos para aumentar las interconexiones. Dos proyectos entre Francia y España, uno de gas y otro de electricidad, ya han sido considerados prioritarios por Bruselas. Además, ya se están desarrollando tres proyectos adicionales de interconexión eléctrica, según ha explicado el presidente del Gobierno.
En materia de interconexiones de gas, Rajoy ha insistido en que España puede actuar como puente energético entre los países africanos productores, como Argelia, y el resto de la UE para diversificar así las fuentes de suministro y reducir la dependencia respecto del gas ruso. "Esta es una operación que es buena para todos. Es buena para España y para Portugal, pero es bueno también para el conjunto de la UE y para el continente africano".