Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un joven de Estado Islámico mata a su madre por pedirle que abandone el grupo terrorista

En la denominada capital del Estado Islámico, Raqqa, en Siria, un joven de 20 años ha matado públicamente a su madre, de 45 años, por pedirle que abandonase las filas del grupo terrorista y que huyese con ella. Alí, negándose a aceptar su propuesta la denunció a las autoridades. La condena: muerte por apostasía, por invitar a su propio hijo a la traición. Él mismo fue el verdugo. Frente al edificio de correos, delante de cientos de personas, le disparó en la cabeza con un kalashnikov. Es el último de una lista de horrores que empezó desde hace más de año y medio.