Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Raúl Castro moviliza al Ejército en su plan nacional frente al zika

El presidente cubano, Raúl Castro, ha anunciado este lunes la adopción de un plan de acción frente al virus del zika en el marco del cual se movilizará a 9.000 efectivos del Ejército, pese a que por el momento la isla no ha registrado ningún caso de la enfermedad.
En un mensaje a los cubanos publicado en 'Granma', Castro ha explicado que "la Dirección del Partido y del Gobierno ha adoptado un plan de acción, bajo la conducción del Ministerio de Salud Pública, para el enfrentamiento al virus Zika y por consiguiente al dengue y al Chikungunya".
En el marco de dicho plan, el Ejército destinará "más de 9.000 efectivos, entre ellos oficiales permanentes y de la reserva, así como medios técnicos para reforzar las labores antivectoriales y de saneamiento, con el apoyo adicional de 200 oficiales de la Policía Nacional Revolucionaria".
El presidente ha subrayado que "hasta el momento no se ha detectado ningún caso" en Cuba, pese a lo cual se trabaja para "identificar tempranamente su presencia y se intensifica el control sanitario internacional" y ha asegurado que llegado el caso "existen todas las condiciones para brindarle una asistencia médica calificada".
Asimismo, ha advertido a los ciudadanos de que la mejor manera de combatir el virus es combatir al mosquito que lo transmite. "Una vez más el verdadero protagonismo en la lucha contra las amenazas de epidemias le corresponde a todo nuestro pueblo, pues para alcanzar el éxito en esta importante y necesaria tarea es imprescindible contar con su participación consciente", ha sostenido.
"Es necesario que cada cubana y cada cubano asuma este combate como un asunto personal, un problema que le atañe, sobre todo por la responsabilidad que adquiere, en primer lugar, con su familia", ha insistido, pidiendo la colaboración de todos para cumplir "estrictamente las normas sanitarias" y evitar contribuir "a la propagación de epidemias".
El mandatario se ha mostrado convencido de que, "al igual que en otras ocasiones, nuestro pueblo sabrá demostrar la capacidad de organización para mantener los niveles de salud alcanzados por la Revolución y evitar así sufrimientos a nuestras familias".