Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reanudan la votación en el colegio electoral de Río Grande do Norte donde han matado a tiros a un joven

La votación se ha reanudado en el colegio electoral de Río Grande do Norte donde este domingo han matado a tiros a un joven mientras ejercía su derecho al sufragio, en el marco de la segunda vuelta de los comicios presidenciales brasileños, en lo que sería un ajuste de cuentas entre bandas rivales.
La jueza electoral Ana Clarisse Arruda Pereira, responsable de la 34ª Zona Electoral, ha ordenado a todos los funcionarios y voluntarios que se reanude la votación en la Escuela Celina Guimaraes, tras el fin del registro del centro.
"He pedido disculpas en nombre de la Justicia Electoral y les he pedido que continúen la votación", ha dicho en declaraciones a la prensa. Arruda Pereira ha explicado que las urnas que han quedado dañadas serán sustituidas.
Interrogada por el suceso, la jueza ha asegurado que todo el personal "ha quedado consternado". "Ha sido un verdadero horror. Las personas que estaban en el colegio electoral han salido corriendo y otras se han escondido en armarios", ha relatado.
Arruda Pereira ha animado a los electores a votar, indicando se ha reforzado la seguridad con la Policía Militar y el Ejército. "Quería decir a los votantes que no se sientan intimidados", ha pedido, según informa la Agencia Brasil.
Alrededor de las 9.00 (hora local) un hombre armado ha irrumpido en la Escuela Celina Guimaraes y ha disparado contra Robson Diego Moura Soares, de 20 años, mientras hacía cola para depositar su voto en la urna, acabando con su vida.
La jueza ha descartado que se trate de un crimen político, explicando que, aunque se ha producido en un colegio electoral, lo más probable es que sea un ajuste de cuentas entre bandas rivales. "La Policía ya conocía a la víctima", ha revelado.
La presidenta Dilma Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT), y Aecio Neves, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), se enfrentan este domingo en una segunda vuelta electoral, para ocupar el Palacio de Planalto durante los próximos cuatro años.
Los sondeos sobre intención de voto de las principales consultoras brasileñas daban una ligera ventaja a Rousseff, de entre uno y ocho puntos, e incluso apuntaban a un empate técnico, por lo que todo indica que serán las elecciones presidenciales más ajustadas desde la restauración democrática, en 1985.