Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reino Unido desplegará un "pequeño número de cazabombarderos" para realizar misiones de vigilancia en Irak

El Gobierno británico ha decidido desplegar "un pequeño número" de cazabombarderos Panavia Tornado de la Fuerza Aérea británica (RAF) para realizar misiones de vigilancia de los movimientos de los milicianos del Estado Islámico en el norte de Irak, ha informado un portavoz del Ejecutivo de Londres en un comunicado.
Esta decisión ha sido adoptada en el marco de una reunión monográfica del Ejecutivo sobre la situación en Irak que ha presidido este martes el ministro de Asuntos Exteriores británico, Philip Hammond, y que ha contado con la participación del titular de Defensa, Desmond Swayne.
En el encuentro, el Gobierno británico ha acordado centrar su actuación en tres ejes: "aliviar el sufrimiento de los iraquíes perseguidos por el Estado Islámico", promover un Irak "integrador, democrático y soberano" que pueda restablecer la estabilidad y la seguridad en todo su territorio y, por último, trabajar con la comunidad internacional para contrarrestar la amenaza de este grupo terrorista islamista.
La "prioridad inmediata" que se ha marcado el Gobierno que lidera el primer ministro británico, David Cameron, es mejorar la "situación humanitaria", especialmente la de los "atrapados" en el monte Sinyar. Para ello, Reino Unido ha destinado ocho millones de libras (diez millones de euros) en ayuda humanitaria y realizará lanzamientos aéreos de material humanitario en los próximos días, en coordinación con las autoridades iraquíes y kurdas y con representantes internacionales en la zona.
"El reto de llevar ayuda humanitaria de manera segura a los refugiados en la montaña refuerza la necesidad de una solución a largo plazo para la seguridad de estas personas", ha explicado el Gobierno británico. Para lograr este objetivo, el Ejecutivo de Londres ha decidido "preposicionar" un "pequeño número" de cazabombarderos Tornado en la región para que puedan hacer misiones de "vigilancia" sobre la situación humanitaria en Irak. "Sería similar al papel que tuvieron los Tornado en Reino Unido este año, recopilando información sobre las zonas afectadas por las graves inundaciones", ha dicho.
En el marco de estas gestiones, el ministro de Exteriores británico llamó el martes al presidente de Irak, Fuad Masum, para emplazarle a formar un gobierno de unidad cuanto antes y animarle a reforzar la colaboración con el Ejecutivo regional del Kurdistán iraquí.