Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reino Unido promete más ayuda no militar para los rebeldes sirios en las próximas semanas

Reino Unido va a aumentar la ayuda no militar que proporciona a los rebeldes sirios "en las próximas semanas", según ha informado este viernes el ministro de Asuntos Exteriores británico, William Hague.
Hague ha declarado a la emisora Radio 4, de la BBC, que Londres ofrecerá "mucha" ayuda "práctica" a las fuerzas que luchan contra el régimen del presidente Bashara al Assad, pero no armas.
A la pregunta de si Reino Unido está proporcionando asistencia en el ámbito de la inteligencia y la logística a los combatientes opositores, el ministro ha respondido: "Estamos ayudando a miembros de la oposición siria, pero de manera práctica y no letal".
"Los hemos ayudado con las comunicaciones y los ayudaremos más en esta situación, habida cuenta de las numerosas muertes, el gran sufrimiento y el fracaso del proceso diplomático", ha precisado.
Hague ha destacado que el principal objetivo del Gobierno británico es ofrecer asistencia humanitaria a las personas heridas en los enfrentamientos y a las que se han visto obligadas a salir de Siria por la violencia.
Además, "nos esforzaremos más para separar al régimen de Al Assad de los socios y amigos que le quedan en el mundo" y para "documentar los abusos contra los Derechos Humanos que se están produciendo, con el fin de que algún día se haga justicia".
RUSIA Y CHINA
El representante especial de la ONU y la Liga Árabe para Siria, Kofi Annan, anunció su dimisión este jueves y achacó la falta de avances para resolver la crisis siria a la división existente en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Hague ha opinado que la ONU no ha "gestionado adecuadamente" la situación.
China y Rusia han vetado tres resoluciones sobre Siria en el Consejo de Seguridad porque, según dicen, no quieren facilitar una intervención militar externa.
El ministro de Exteriores británico ha afirmado que Londres "se ha volcado" para conseguir la implicación de Rusia y China, por ejemplo aceptando la posibilidad de que en un futuro gobierno de transición sirio hubiese miembros del régimen de Al Assad.
Sin embargo, Hague ha señalado que la comunidad internacional no ha sido capaz de ponerse de acuerdo en la idea de que el Gobierno sirio debe asumir unas consecuencias al no cumplir las condiciones del plan de paz de Annan.
"Creo que hemos estado tratando de darle (a Annan) el apoyo que necesitaba", pero "el Consejo de Seguridad de la ONU no ha sido capaz de gestionarlo adecuadamente", ha declarado. "No renunciamos a la diplomacia con Rusia y China, pero aparte tendremos que hacer otras cosas", ha dicho en referencia a la ayuda destinada a los rebeldes sirios.
En cualquier caso, ha resaltado que "al final todo depende del régimen. He hecho muchos comentarios duros sobre Rusia, pero el origen de todo esto está en un régimen que está matando a su propio pueblo".
Reino Unido y Estados Unidos han culpado a Rusia y a China del fracaso de la misión de paz de Annan. Durante la reunión que mantuvieron este jueves en Londres, el primer ministro británico, David Cameron, y el primer ministro ruso, Vladimir Putin, reconocieron que sus gobiernos mantienen algunas diferencias respecto a cómo se debe responder ante la violencia en Siria.