Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reino Unido defiende que no es el momento de sanciones económicas contra Rusia

Hague defiende prepararlas porque la situación en la frontera ucraniana sigue siendo "muy peligrosa"
El ministro de Asuntos Exteriores británico, William Hague, ha defendido que no es el momento de pasar a sanciones económicas contra Rusia todavía tras su anexión de Crimea pero ha apostado por prepararlas porque la situación sigue siendo "muy peligrosa" y "muy tensa" en la frontera ucraniana.
"Ahora no es el momento para la fase tres de las sanciones, pero tienen que estar preparadas porque la situación sigue siendo muy peligrosa, muy tensa", ha explicado Hague en declaraciones a la prensa a su llegada a la reunión informal de los ministros de Exteriores de la UE en Atenas, donde discutirán la situación en Ucrania y las relaciones con Rusia fundamentalmente.
Hague ha denunciado el "número muy grande de fuerzas rusas en la frontera este de Ucrania" y ha rebajado la retirada limitada de tropas rusas de la frontera porque la situación "sigue siendo tan seria como antes".
"No hemos visto una desescalada real de Rusia y por tanto Europa no puede relajarse en la preparación de la tercera fase de sanciones", ha recalcado, insistiendo en la importancia de mantener en Europa "una respuesta firme y unida".
Preguntado por la posibilidad entonces de ampliar la lista de dirigentes rusos y crimeos sancionados, Hague ha dejado claro que estas sanciones han tenido "algo de efectos" y que "siempre habrá una oportunidad para enmendar o añadir a ellos según evolucione la situación", pero ha descartado decisiones en la reunión informal de este viernes y sábado de los Veintiocho en Atenas.
"No es una reunión para decisiones detalladas. Es una reunión para reflexionar en profundidad sobre la situación y coordinar nuestras estrategias. No esperen esto este fin de semana", ha zanjado.
"Es importante que sigamos discutiendo lo que hacemos para reducir la dependencia de Europa de la energía de Rusia en el futuro", ha apostillado sin embargo.