Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reino Unido trabaja "con urgencia" para "verificar" el asesinato de Henning

El Ministerio de Exteriores británico ha dicho que está trabajando con "urgencia" para "verificar" la supuesta decapitación del cooperante Alan Henning a manos de Estado Islámico y ha asegurado que, de confirmarse, "sería un nuevo asesinato repugnante".
El Foreign Office ha ofrecido en un comunicado "apoyo" a la familia de Henning, que ha pedido "que se le deje sola en este momento".
El vídeo, que lleva por título 'Otro mensaje para Estados Unidos y sus aliados'', muestra al rehén arrodillado antes de la ejecución. "Por la decisión de nuestro Parlamento de atacar Estado Islámico yo, como miembro de la ciudadanía británica, pagaré el precio", dice Henning, según el portal de seguimiento de grupos terroristas SITE.
El mes pasado, la milicia suní ya amenazó a Henning en el vídeo en el que mostró la ejecución del cooperante británico David Heines. En este documento, un hombre vestido de negro advertía de que Henning moriría si el Gobierno de David Cameron seguía luchando contra el yihadismo.
Londres, sin embargo, no sólo no cesó en su lucha sino que la aumentó por petición de Bagdad. El 26 de septiembre, la Cámara de los Comunes aprobó el inicio de los ataques aéreos en Irak y cuatro días más tardes comenzaron los bombardeos.
Henning, padre de dos hijos y taxista de profesión, se encontraba trabajando como voluntario humanitario en Siria cuando fue secuestrado a finales de 2013. El pasado martes, su mujer, Barbara, había reclamado su liberación: "Es inocente".