Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Renzi insta a la rápida aprobación de la reforma electoral y advierte de que no se dejará "enjaular"

El secretario general del Partido Democrático (PD) italiano, Matteo Renzi, ha advertido este martes de la necesidad de aprobar la reforma de la ley electoral italiana, que por el momento tiene pendiente la discusión de las numerosas enmiendas presentadas, y ha asegurado que no se dejará "enjaular" por las "liturgias" de la política tradicional italiana.
Renzi presentó su proyecto de reforma electoral o 'Italicum' hace una semana, tras pactar con el ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi. Su objetivo es favorecer la creación de mayorías parlamentarias, para evitar que los partidos se vean obligados a establecer pactos, acabar con el bicameralismo perfecto y evitar que los partidos pequeños generen crisis de Gobierno.
El alcalde de Florencia y secretario general del PD aseguró que su propuesta era realizable en poco tiempo, y desde su presentación ha instado a todos los partidos a que favorezcan su rápida aprobación. Sin embargo, se han presentado centenares de enmiendas, por lo que es previsible que su votación se retrase a la fecha tope del 30 de enero.
Ante esta situación, Renzi ha vuelto a incidir en la importancia de la aprobación de la ley electoral, que también ha sido elogiada por el primer ministro, Enrico Letta. Mediante un comunicado publicado a través de la red social Facebook, Renzi ha asegurado que la implantación del 'Italicum' supone "el inicio de un camino que puede cambiar al país".
SALIR DE LAS "ARENAS MOVEDIZAS"
Renzi ha elogiado que pese a que "todo es mejorable", el hecho de establecer un acuerdo sobre la ley electoral "después de años de inmovilidad" supone un avance que puede "hacer salir a Italia de las arenas movedizas".
"Respeto los motivos de quienes en estas horas están intentando desesperadamente bloquear todo, algunos incluso de buena fe", ha asegurado. Pero ha subrayado que "fuera" de las instancias políticas "hay un país que necesita gestos concretos de cambio".
"Una política que ni siquiera decide ni sobre las reglas del juego, ya no es creíble en nada", ha advertido. Sobre el papel que ha adoptado su partido, Renzi ha asegurado que "el PD ha hecho su parte", además de recordar que la formación ha abierto la posibilidad de reducir el porcentaje necesario para obtener un "premio" de mayoría, tal y como han pedido algunas formaciones.
DESMIENTE REUNIÓN CON BERLUSCONI
Por otro lado, Renzi ha aprovechado la publicación del comunicado para desmentir que haya mantenido un nuevo encuentro con Berlusconi este martes, tal como habían señalado algunos medios italianos. "En cuanto a mis supuestos encuentros de hoy, estoy en Florencia", ha asegurado.
Desde su publicación, la reforma electoral de Renzi se ha enfrentado a numerosas críticas. Los partidos políticos pequeños han solicitado que se rebaje la barrera mínima de votos para poder acceder al Parlamento, prevista entre un 1,8 y un 5 por ciento, además de criticar el mantenimiento de las listas bloqueadas.
Por su parte, la formación de Berlusconi, Forza Italia, también intenta evitar aumentar la barrera electoral del 35 por ciento al 38 por ciento para obtener el "premio" de hasta un 18 por ciento a la formación que fuese más votada, sin el que se pasaría a la celebración de una segunda vuelta.
Los medios italianos han justificado la decisión de Forza Italia ante el temor de que esta segunda votación supusiese una gran ventaja para Renzi, en el caso de que finalmente se postulara a primer ministro, ya que seguramente obtendría el apoyo de otras formaciones