Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Renzi reconoce que no está "contento" con el resultado de las elecciones municipales

Rechaza que pueda tener un impacto sobre su Gobierno como sí ocurrirá con el referéndum sobre la reforma constitucional
El primer ministro italiano, Matteo Renzi, ha reconocido este lunes que no está "contento" con el resultado logrado por el Partido Democrático en las elecciones municipales celebradas este domingo en Italia pero ha dejado claro que no tendrá ningún impacto sobre su Gobierno.
"Tengo hambre de victorias y en muchos ayuntamientos el PD está por encima del 40 por ciento, pero ello digo que el resultado no es de debacle pero a nosotros no nos basta porque queremos más", ha afirmado Renzi, quien llegó al poder tras la dimisión de Enrico Letta y no ha sido elegido por las urnas.
El primer ministro ha criticado el "teatrillo" de que "han ganado todos". "Nosotros, que estamos habituados a ganar, no estamos entre los que dicen que han ganado", ha proseguido, si bien ha resaltado que su formación ha logrado "en torno al 35 por ciento" en estas elecciones y que de los 1.300 ayuntamientos en juego "se lleva a casa casi 1.000".
Así las cosas, Renzi ha defendido que estas elecciones no deben interpretarse como una señal de alarma de cara al referéndum que prevé convocar sobre la reforma constitucional que ha promovido tras su llegada al poder, en 2014.
"Son cosas totalmente distintas", ha sostenido el exalcalde de Florencia, incidiendo en que lo que se ha votado son alcaldes y por tanto "no es un resultado nacional". En este sentido, ha rechazado hacer una lectura política nacional uniforme de "resultados que dependen totalmente de dinámicas locales".
Por ello, ha sostenido que este resultado no tendrá ningún efecto en su Gabinete, como sí lo tendría perder el referéndum sobre la reforma constitucional. "En ese caso, el voto tendrá un impacto en el Gobierno nacional y lo hemos dicho muchas veces", ha admitido.
LOS RESULTADOS
Renzi ha reconocido que el Movimiento 5 Estrellas, un partido antisistema fundado en 2009 por el cómico Beppe Grillo, ha logrado un "buen resultado" en Roma y Turín pero ha fracasado en otras como por ejemplo Milán o Bolonia.
La candidata del Movimiento 5 Estrellas, Virginia Raggi, se habría impuesto en Roma con el 35,26 por ciento de los votos, según los resultados preliminares, y se enfrentaría en segunda vuelta contra el candidato del PD, Roberto Giachetti, que ha obtenido el 24,85 por ciento.
En opinión de Renzi, su candidato casi ha logrado el "milagro" y "se la jugará" en la segunda vuelta. "El partido está abierto y se parte del 0 a 0", ha señalado, utilizando un símil futbolístico para ilustrar la situación en la capital.
En el caso de Milán, donde el candidato de centro-izquierda, Giuseppe Sala, y el de centro-derecha, Stefano Parisi, han quedado prácticamente empatados (41,69% frente al 40,77%), el primer ministro ha defendido que Sala es un "candidato óptimo y tiene muchas probabilidades" de alzarse con la victoria.
En opinión de Renzi, Nápoles ha sido "el peor resultado" para el PD y ha prometido que tratará de "partir de cero" en esta ciudad del sur del país tras años "en los que no conseguimos expresarnos de la mejor forma posible" a los napolitanos.