Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Renzi presenta su propuesta de reforma electoral pactada con Berlusconi y rechaza las críticas

Promueve las mayorías para evitar la necesidad de pactos, incluyendo la posibilidad de segunda vuelta entre coaliciones
El secretario general del Partido Democrático (PD) italiano, Matteo Renzi, ha presentado este lunes su propuesta para la reforma de la ley electoral, que incluye la posibilidad de la segunda vuelta y tiene como objetivo evitar la necesidad de los pactos políticos para gobernar, pese a las críticas internas que ha generado su proposición y la reunión que ha mantenido con el ex primer ministro Silvio Berlusconi.
La reforma electoral es una de las grandes promesas realizadas por el Partido Democrático y el primer ministro, Enrico Letta, que ha asegurado que será una de las medidas principales de la agenda política del año. El actual modelo hace muy complicado que un partido político obtenga una mayoría en el Parlamento, por lo que las formaciones se ven obligadas a establecer coaliciones de gobierno.
Por ello, Renzi ha decidido presentar una propuesta de reforma, instando a su rápida aprobación. "Basta de charlas, comisiones o mesas de trabajo. ha llegado el momento de hacer ver que la política no es sólo discusiones", ha afirmado el también alcalde de Florencia, según ha informado el diario italiano 'La Repubblica', que ha subrayado que su propuesta es realizable en poco tiempo.
La propuesta del secretario general se basa en tres puntos principales, entre los que se incluye la profunda remodelación del Senado. Renzi propone "no sólo la reducción de los costes de la política", sino la eliminación del "bicameralismo perfecto", por el que tanto la Cámara de Diputados y el Senado italianos disfrutan de los mismos poderes para "simplificar la vida del país".
EVITAR LOS PACTOS
En cuanto a la ley electoral, Renzi ha propuesto el nacimiento de un nuevo modelo, al que ha denominado 'Italicum', que eliminaría las circunscripciones y cuyo principal objetivo sería el de evitar que los partidos minoritarios puedan "chantajear" al Gobierno. "Hacemos hoy las reglas con Berlusconi para evitar tener que establecer un Gobierno juntos en el futuro", ha asegurado Renzi, que ha defendido "que quien gane lo haga con una mayoría sólida".
Para ello, el secretario general ha propuesto asignar un "premio de mayoría", que sumaría un máximo de un 18 por ciento a la primera fuerza política que supere el 35 por ciento de votos, con lo que la formación ganadora tendría una representación en el Parlamento de entre el 53 y 55 por ciento y garantizaría la gobernabilidad.
Además, Renzi ha planteado la posibilidad de una segunda vuelta "de coaliciones" si ningún partido obtiene un 35 por ciento de los votos. Esta segunda votación no se realizaría entre los dos candidatos a primer ministro más votados, sino entre dos o tres coaliciones o agrupaciones políticas. También establece barreras electorales de entre un 1,8 y un 5 por ciento para los partidos políticos y de un 12 por ciento para las coaliciones.
CRÍTICAS DEL PD
Sin embargo, el alcalde de Florencia ha sido objeto de varias críticas, en especial por parte de los miembros de su formación. Su reunión con Berlusconi el fin de semana fue criticada, por lo que Renzi ha decidido contestar a través de la red social Twitter, en la que también ha manifestado su satisfacción y agradecimiento a 'Il Cavaliere' por el encuentro.
"A aquellos que me dicen tienes que hablar con Forza Italia --la formación de Berlusconi-- pero no con él, les digo que es una contradicción de términos. ¿Con quién tengo que hablar, con Dudù?", ha afirmado Renzi, en referencia al perro del ex primer ministro. El presidente del PD ha tildado las críticas a su reunión de "extravagantes" y ha subrayado su vocación "mayoritaria" y de no "excluir alianzas".
En cuanto a su propuesta, el presidente del PD, Gianni Cupperlo, ha afirmado que no es "convincente" ni "garantiza la representación adecuada ni el derecho de los ciudadanos a elegir". Además, ha criticado el método adoptado por Renzi, que según él no ha tenido en cuenta los mecanismos de democracia interna establecidos por el partido.
Cupperlo ha indicado que habría sido necesario realizar una consulta a través de Internet para los afiliados y miembros de la formación. Por ello, ha recordado que el hecho de ganar unas elecciones primarias --en las que Renzi venció el pasado mes de diciembre-- "no da un poder absoluto". "Un partido no funciona así", ha asegurado.