Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rescatan tres cuerpos sin vida del Airbus siniestrado

Aún continúan desparecidos otros cuatro pasajeros. Vídeo: ATLAStelecinco.es
El avión estaba siendo pilotado por dos alemanes empleados por la compañía chárter alemana XL Airways Germany, según ha señalado esta sociedad.
Las otras cinco personas a bordo son neozelandesas y trabajan "para Air New Zeland o para la sociedad de mantenimiento EAS", según ha señalado un portavoz de XL Airways, quien ha matizado que la aeronave habría realizado un aterrizaje de emergencia.

Vuelo de prueba

El aparato había despegado de un aeródromo de Perpiñán, al sureste de Francia, al que debía regresar tras el vuelo de prueba. Según la Prefectura Marítima francesa se encontraba allí para ser reparado por la empresa francesa EAS.

Por razones todavía sin determinar, el avión se estrelló a unos ocho kilómetros frente a las costas de Saint-Cyprien, cerca de Perpiñán, en medio de unas malas condiciones climatológicas, con fuerte lluvia y viento de tramontana.

Los radares franceses perdieron su señal en torno a las 15.45 horas GMT (16.45 hora española) y poco más tarde sus restos fueron avistados por un barco civil que avisó a los servicios de rescate.

Acuden al lugar del siniestro

Dos barcos de los servicios de guardacostas, un avión de la marina francesa y un helicóptero han sido enviados a la zona, según fuentes de Protección Civil.  Airbus también ha desplazado a la zona del siniestro un equipo de cinco expertos para apoyar con asistencia técnica a las autoridades francesas, según informó el fabricante en un comunicado en el que se solidarizó con las familias y los allegados de las víctimas.
El avión, un aparato de doble motor con capacidad para 150 pasajeros, fue entregado a la compañía neozelandesa en julio de 2005 y acumulaba 7.000 horas de vuelo, señaló Airbus, filial del consorcio aeronáutico europeo EADS.

RSO