Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Responsables del PSOE, PP y PNV "entienden" pero no comparten el ataque a la herriko taberna

Representantes del Partido Socialista, el PP y el PNV han mostrado hoy su comprensión hacia el joven que ayer atacó la "herriko taberna" de Lazkao, un día después de que su domicilio resultara afectado por la bomba de ETA contra la sede del PSE/EE, aunque ninguno de ellos justifica o comparte la acción.
En Euskadi, los máximos dirigentes del PSE/EE y el PP, Patxi López y Antonio Basagoiti, se han pronunciado sobre estos hechos, protagonizados por Emilio Gutiérrez, hijo del ex edil socialista de Lazkao Lucio Gutiérrez Peláez, contra quien han aparecido hoy carteles amenazantes en la localidad guipuzcoana, con consignas como "fascista" y "8 años de cárcel".
López ha dicho que no comparte "la reacción del ojo por ojo" que tuvo ayer Gutiérrez al atacar una "herriko taberna" porque se entraría en una "espiral de violencia permanente y absolutamente insoportable".
El secretario general del PSE/EE de Guipúzcoa, Iñaki Arriola, ha señalado, por su parte, que el ataque no se puede "justificar", aunque las personas "normales" lo pueden "entender".
El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, ha indicado que comprende "humanamente" al joven de Lazkao que atacó ayer la "herriko taberna", aunque ha asegurado que él no lo habría hecho, y le ha ofrecido la asistencia jurídica del PP "si la necesita".
También han hablado desde Madrid los portavoces parlamentarios del PSOE y el PP, José Antonio Alonso y Soraya Sáenz de Santamaría, así como los del PSOE y del PNV en la Comisión de Justicia del Congreso, Julio Villarrubia y Emilio Olabarria.
Alonso ha dicho comprender "humanamente" la "hartura" de muchos ciudadanos ante el comportamiento de ETA y su entorno, y las presiones y el ambiente en el que viven, pero ha advertido de que la reacción del joven "no es la vía", porque los demócratas se caracterizan por respetar los derechos de todos, incluidos los de los violentos.
Sáenz de Santamaría ha asegurado que comprende "perfectamente" al hombre que ayer atacó una "herriko taberna" en Lazkao y, aunque ha admitido que jurídicamente puede ser un acto "reprochable", ha juzgado que "también hay que ser muy valiente para hacerlo".
El diputado del PNV Emilio Olabarria comparte la opinión de que este tipo de reacciones no son razonables, pero se pueden comprender en una situación como la de este vecino de la localidad guipuzcoana de Lazkao, al que el pasado lunes una bomba destrozó su casa, ya que -ha indicado- "la violencia es algo insoportable muchas veces".
El socialista Julio Villarrubia ha manifestado en los pasillos del Congreso que "a veces hay reacciones humanas que son comprensibles ante situaciones de violencia", aunque "nunca se puede justificar una reacción del 'ojo por ojo'".
El Foro Ermua también ha opinado al respecto y ha señalado que "resulta comprensible" la reacción del vecino que atacó ayer la "herriko taberna" de Lazkao después de "la provocación insufrible de la impunidad de la estructura pública de los terroristas" y ha añadido que una de las causas de su actuación es "el fracaso y la abdicación del Estado, que permite que los terroristas mantengan esos centros de presencia legal, reclutamiento e irradiación social".