Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reunión histórica en la Casa Blanca

El presidente electo de EEUU, Barack Obama, tuvo ocasión de recibir consejos y recomendaciones de todos sus predecesores vivos en un almuerzo en la Casa Blanca. El despacho oval reunió, a puerta cerrada, a Jimmy Carter, Bill Clinton y a Bush padre e hijo, a catorce días de que éste último abandone la Casa Blanca.
A poco más de dos semanas para tomar el relevo de la presidencia de los Estados Unidos, el presidente electo, Barack Obama, ha querido prestar atención a la experiencia, a las historias pasadas, de manos de sus predecesores. El demócrata ha comenzado el año con los consejos y las recomendaciones de todos los ex presidentes en una reunión histórica.
El todavía presidente George Bush reunió, en un almuerzo en la Casa Blanca, a su padre y ex presidente George H.W. Bush, y a los ex mandatarios Bill Clinton y Jimmy Carter. Fue una cita a estricta puerta cerrada, aunque previamente los cinco comparecieron ante la prensa, en el Despacho Oval, para una sesión fotográfica.
Bush, el presidente actual, se colocó en el centro, junto a Obama y Clinton. En los extremos quedaron George W. Bush y Jimmy Carter. Todos ellos aparecieron sonrientes y relajados, y el gobernante saliente dijo a Obama que todos los ex mandatarios le desean que tenga éxito durante su gestión.