Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rohani destaca que la celebración de "elecciones libres" es la única solución al conflicto

El presidente de Irán, Hasán Rohani, ha destacado este jueves que la celebración de "elecciones libres" es la única solución para poner fin al conflicto que atraviesa Siria desde marzo de 2011, si bien no se ha pronunciado directamente sobre la posible participación del mandatario, Bashar al Assad, en los comicios.
"Todo el mundo debe hacer lo posible para sentar las bases para unas elecciones libres, y todo el mundo debe aceptar la elección popular, sea la que sea", ha dicho, dejando entrever una posible participación del presidente sirio, según ha informado la cadena de televisión iraní Press TV.
"Ningún gobierno extranjero puede decidir por otro ni por la nación siria", ha agregado, en declaraciones ofrecidas durante el Foro Económico de Davos. Por otra parte, ha expresado su pesar por la presencia de "milicianos extremistas" de la región y otros lugares del mundo en el conflicto sirio.
El Gobierno iraní no participa en la conferencia internacional para el conflicto, conocida como Ginebra II y que celebrará este viernes su última jornada, después de que el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, retirara la invitación apenas horas después de formularla y en medio de presiones por parte de la oposición y varios países.
Ban justificó su decisión de retirar su invitación a Irán por la negativa de Teherán a aceptar y suscribir la Declaración de Ginebra de 2012, base de los contactos. Así, manifestó su "decepción" por las declaraciones de dirigentes iraníes "que no son coherentes con el compromiso declarado" con la Declaración de Ginebra.
La Declaración de Ginebra es el documento final de la conferencia de Ginebra I, de junio de 2012, en la que se acordó una transición política negociada y la formación de un gobierno de concentración entre el Ejecutivo sirio y la oposición.
Inmediatamente después de la retirada de la invitación, la Coalición Nacional de Fuerzas Opositoras y de la Revolución Siria (CNFORS), que había amenazado con retirarse de la conferencia en caso de que participara Teherán, confirmó su asistencia a la misma.
La coalición opositora ha reiterado en múltiples ocasiones que Al Assad y otros miembros de su Gobierno no deben tener papel alguno en el futuro político del país, mientras que el Ejecutivo ha manifestado en respuesta que el presidente debe tener derecho a presentarse a los comicios.