Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El alcalde de Roma permite la inscripción de 16 matrimonios homosexuales celebrados en el extranjero

El alcalde de Roma, Ignazio Marino, ha permitido este sábado la inscripción de 16 matrimonos homosexuales celebrados en el extranjero, desoyendo las advertencias realizadas por el ministro del Interior, Angelino Alfano, que había asegurado con anterioridad que anularía este tipo de registros.
Las 16 parejas --de las que once estaban formadas por hombres y cinco por mujeres-- han entrado una a una en el Ayuntamiento de la capital para registrar sus matrimonios, celebrados en el extranjero. A las afueras, un grupo de manifestantes detractores del matrimonio homosexual denunciaban que se les negase el acceso a la plaza Campidoglio.
La ceremonia ha sido presidida por el propio Marino, que ha defendido la legalidad de estos matrimonios. El alcalde ha pedido hacerse una foto con las parejas "para recordar este momento", importante "para Roma" y para él mismo. "Creo que es fundamental que un alcalde defienda los derechos de todos", ha subrayado.
"Defiendo el derecho de los ciudadanos a amarse. Esperemos que esta ceremonia se convierta en un acto no extraordinario, sino normal. Lo mío es un intento de involucrar a Europa", ha explicado, además de apuntar a un próximo reconocimiento de estos matrimonios en el país. "Renzi está determinado, no es un tipo que si dice una cosa no la hace", ha afirmado, en referencia al primer ministro.
La cuestión de los matrimonios homosexuales ha ocupado el primer plano de la política después de que Alfano anunciase su decisión de no permitir registrar los matrimonios homosexuales celebrados fuera del país, además de anular los que ya estaban registrados.
La legislación italiana no hace referencia a este tipo de uniones, pero varios ayuntamientos habían permitido registrar los matrimonios homosexuales celebrados en otros países. Alfano se defiende de la polémica asegurando que su objetivo es hacer cumplir la ley.
Tras la ceremonia de este sábado en Roma, el ministro del Interior ha criticado al alcalde, asegurando que su objetivo es "firmar autógrafos". "Marino ha firmado inscripciones de bodas gay. Reitero: en la actual ley italiana, esto no es posible", ha advertido, según ha informado el diario 'Il Corriere della Sera'.