Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rousseff, convencida de que sumará los votos necesarios para frenar el 'impeachment'

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, ha asegurado este miércoles que conseguirá los votos necesarios en el Congreso para frenar el proceso de 'impeachment' (juicio político) en su contra por maquillar las cuentas públicas de 2014.
"Tengo la convicción de que tendremos los votos necesarios", ha dicho Rousseff en declaraciones a la prensa durante la visita de unas obras de infraestructura, según ha informado Agencia Brasil.
Para frenar el juicio político, Rousseff necesita sumar 172 votos en contra del juicio político o impedir que 342 diputados apoyen el 'impeachment', del total de 513 legisladores con los que cuenta la Cámara de Diputados.
Aunque el Gobierno ha tejido durante estos años una serie de alianzas que le garantizan el apoyo en la cámara baja, las acusaciones de corrupción contra Rousseff han minado la confianza de sus socios en el Congreso.
EL PROCESO
La comisión especial para el 'impeachment', integrada por 65 diputados de los 24 partidos políticos representados en el Parlamento, quedó constituida el viernes, con lo que comenzó a correr el plazo contra Rousseff para mantenerse en el Palacio de Planalto.
Rousseff tiene diez sesiones para defender su inocencia y la comisión especial otras cinco para elaborar un informe con su posición final, que someterá al pleno de la Cámara de Diputados, donde 342 de los 513 legisladores tendrán que apoyar el 'impeachnment' para que prospere.
Si la cámara baja se pronuncia a favor del juicio político, el proceso pasa al Senado, que con mayoría simple --al menos 41 de los 81 legisladores-- podrá ratificar la decisión de los diputados abriendo así el 'impeachment'.
En este caso, Rousseff quedaría cesada temporalmente y su vicepresidente, Michel Temer, asumiría el cargo. Si, tras una investigación de un máximo de 180 días, dos tercios de los senadores (54) respaldan la destitución, ésta será definitiva.
CUENTAS PÚBLICAS
El pasado 2 de diciembre, el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, decidió abrir un proceso de 'impeachment' contra Rousseff atendiendo así una de las muchas denuncias presentadas en el Congreso contra la jefa de Estado.
La base para el 'impeachment' está en la denuncia presentada por uno de los fundadores del PT, Hélio Bicudo, y el ex ministro de Justicia del Gobierno de Henrique Cardoso Miguel Reale, que apuntan a las irregularidades que el Gobierno cometió en las cuentas públicas de 2014.
También hubo numerosas denuncias que solicitaban apartar a Rousseff del cargo por la trama de cobro de sobornos a cambio de contratos públicos de Petrobras, pero de momento no hay pruebas sólidas que lo justifiquen.