Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rousseff vota con la esperanza de que los brasileños le den un segundo mandato

La presidenta y candidata del Partido de los Trabajadores (PT), Dilma Rousseff, ha sido la primera de los dos contendientes a la Presidencia de Brasil en depositar su voto este domingo en la segunda vuelta de las que son las elecciones presidenciales más reñidas desde que se restauró la democracia.
Roussef ha votado en la escuela estatal Santos Dumont, en Porto Alegre, poco después de las 8:40 horas acompañada por el gobernador del estado, Tarso Genro, que también opta a su reelección, y por su coordinador de campaña, Miguel Rossetto.
En las puertas del colegio electoral le esperaban unos 60 seguidores, que se han hecho fotos con ella, según 'O Globo'. Antes de votar, la mandataria ha pedido a través de su cuenta en Twitter el apoyo de los brasileños. "Cuento con vuestro apoyo y con su voto para que juntos sigamos construyendo este nuevo Brasil", ha aseverado.
En declaraciones a la prensa a su salida del hotel en el que ha pasado la noche y antes de ir a votar, la mandataria ha considerado que esta campaña electoral ha tenido "momentos lamentables" y "de bajo nivel". Asimismo, ha defendido los logros realizados durante su mandato y el del anterior presidente, Luiz Inazio Lula da Silva.
"Brasil cambió para que las personas crezcan" y por ello "no vamos a permitir que nada en este mundo, ni la crisis ni el pesimismo" lo echen por tierra, ha asegurado Rousseff, a la que los sondeos dan una ligera ventaja sobre su rival, el candidato del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), Aécio Neves.