Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los líderes de Rusia, Armenia y Azerbaiyán acuerdan aumentar los observadores de la OSCE en Nagorno-Karabaj

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, el presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, y el presidente de Armenia, Serzh Sargsian, han acordado tras una reunión que se aumentará el número de observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) en la región de Nagorno-Karabaj.
"Putin, Aliyev y Sargsian han acordado una declaración trilateral que expresa el consenso en un progreso estalbe en el arreglo político", ha declarado el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, al término de la reunión entre los tres dirigentes.
Por su parte, el ministro de Exteriores de Azerbaiyán, Elmar Mamedyarov, ha clasificado la reunión de positiva y constructiva. "La parte azerbaiyana espera que esta reunión de un impulso a la solución temprana del conflicto de Karabaj", ha comunicado Mamedyarov.
El conflicto de Nagorno-Karabaj tiene a Armenia y a Azerbaiyán enemistados desde que en 1988 este enclave, poblado en su mayoría por armenios y con apoyo del Gobierno de Armenia, decidió independizarse de la entonces República Socialista Soviética de Azerbaiyán. La guerra se saldó con unas 30.000 muertes.
El pasado abril se produjo una escalada en la violencia y se logró llegar a un alto el fuego que ninguna de las partes pareció respetar. El papel de la OSCE en esta región sería el de prevenir las violaciones del alto el fuego e investigar las que puedan llegar a ocurrir.