Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rusia condena los atentados de Damasco y Homs y pide la reacción de la comunidad internacional

El Ministerio de Exteriores ruso ha condenado este lunes los atentados perpetrados por Estado Islámico en Siria, que han causado más de 130 muertos y 300 heridos, y ha solicitado una respuesta por parte de la comunidad internacional para acabar con estos "crímenes", que frustran los esfuerzos para lograr el cese de la violencia.
"Con sus crímenes atroces, los extremistas procuran intimidar a la población civil, frustrar las gestiones para el cese de la violencia y del derramamiento de sangre, así como los intentos encaminados a lograr una solución política duradera de la crisis en beneficio de todos los sirios", ha señalado Exteriores en un comunicado recogido por medios locales.
Ante esta situación Moscú ha solicitado la reacción de la comunidad internacional para construir una "barrera fiable" ante Estado Islámico, el Frente al Nusra (filial de Al Qaeda en Siria) y otros grupos terroristas que "agravan" la situación en Siria y "apuestan por instigar la discordia religiosa".
"Moscú condena en los términos más contundentes los ataques inhumanos de los terroristas. Expresamos nuestras sinceras condolencias a los familiares de los fallecidos y deseamos una pronta recuperación a los heridos", ha subrayado la nota.
Al menos, 87 personas han muerto tras un triple atentado perpetrado por Estado Islámico este domingo en un barrio periférico en el sur de Damasco. Ese mismo día, en la ciudad siria de Homs, dos coches comba causaron al menos 59 muertos, según ha señalado el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.