Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rusia acusa a aviones de EEUU de bombardear dos hospitales en Alepo

Rusia ha refutado este jueves las acusaciones de un portavoz del Pentágono de que aviones rusos habían bombardeado dos hospitales en la ciudad de Alepo, en el norte de Siria, y ha denunciado a su vez que fueron aviones estadounidenses de la coalición contra Estado Islámico los que efectuaron los bombardeos.
En rueda de prensa, el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov, ha señalado que Rusia ha "analizado cuidadosamente todos los datos sobre los objetivos que se golpearon ayer en la provincia de Alepo".
"Los aviones rusos no estuvieron trabajando en la zona de Alepo ayer. El objetivo más próximo estaba a 20 kilómetros de la ciudad", ha asegurado el portavoz, según informa la agencia Itar-Tass.
En este sentido, ha denunciado que los únicos aviones que volaron sobre Alepo el miércoles fueron los de la coalición contra Estado Islámico que lidera Washington.
"Ayer, hacia las 13:55 horas de Moscú, dos aviones A-10 estadounidenses entraron en el espacio aéreo sirio desde territorio turco, directamente volaron hacia Alepo y destruyeron completamente objetivos en la ciudad", ha señalado Konashenkov.
"Nosotros no tuvimos tiempos suficiente para establecer el fin de estos objetivos que fueron bombardeados en Alepo ayer (pero) lo analizaremos con más detenimiento", ha añadido.
Este miércoles, el portavoz de la operación 'Resolución Inherente' (la coalición contra Estado Islámico), el coronel Steve Warren, había denunciado en declaraciones desde Bagdad que los aviones rusos habían destruido dos hospitales en Alepo, dejando a 50.000 personas sin atención sanitaria.
Rusia "asegura que está interesada en combatir a Estado Islámico pero no estamos viendo eso. No han hecho otra cosa que apoyar a Bashar al Assad, que sabemos que es la raíz del problema" en Siria, lamentó Warren.