Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rusia y EEUU acuerdan mejorar la coordinación para evitar incidentes durante las operaciones en Siria

Rusia y EEUU han acordado a través de una videoconferencia la aplicación de la normativa sobre la prevención de incidentes aéreos en Siria, informó este domingo el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, general mayor Igor Konashenkov.
Este acuerdo tiene lugar después de que Estados Unidos acusara a Rusia de las muertes de fuerzas rebeldes en Siria -- que actúan con el apoyo de Washington -- en ataques aéreos de las Fuerzas Aéreas de Rusia, que operan como aliadas del presidente sirio, Bashar al Assad.
"Por la petición de la parte estadounidense del 18 de junio de 2016, se celebró una videoconferencia de los representantes de los Ministerios de Defensa de Rusia y EEUU para discutir el cumplimiento del memorando de comprensión mutua, la prevención de accidentes y la seguridad durante operaciones en el espacio aéreo de la República Árabe de Siria del 20 de octubre de 2015", según explicó Konashenkov en declaraciones recogidas por la agencia de noticias rusa, RIA Novosti.
ESTADOS UNIDOS PIDE EXPLICACIONES
La Embajada de Estados Unidos pidió ayer al Gobierno ruso explicaciones por el supuesto ataque aéreo efectuado por Rusia contra integrantes de la oposición siria, aliadas de Washington, en Al Tanf, en el sur del país.
"Intentamos lograr que Moscú explique lo ocurrido, por qué sucedió, y dé garantías de que no se va a repetir", declaró el portavoz de la Embajada de EEUU en Rusia, Will Stevens.
El director de la Agencia Central de Inteligencia estadounidense, John Brennan, declaró este jueves que un amplio número de los bombardeos llevados a cabo por las fuerzas sirias y rusas han ido destinados a atacar a lo que Estados Unidos considera una oposición legítima al régimen de Bashar al Assad.
"Es cierto que los rusos y los sirios han combatido al Estado Islámico así como al Frente al Nusra, pero una proporción muy grande de los ataques han ido dirigidos a una oposición siria legítima que solo buscaba salvar a su país de Bashar al Assad", ha declarado Brennan ante el Senado.
El 30 de septiembre de 2015 Rusia comenzó una operación aérea en Siria para detener la expansión de grupos yihadistas. La ofensiva duró cinco meses y medio y, según el Ministerio de Defensa, contribuyó a obstaculizar el suministro de armas y municiones a los terroristas, cortar los principales canales del tráfico de petróleo y eliminar a miles de terroristas.